En las últimas horas murieron 66 personas por coronavirus en Argentina, según el reporte de este viernes a la mañana del ministerio de Salud. En total, ya son 5428 las víctimas fatales en el país.

Los últimos fallecidos son 38 hombres y 28 mujeres. Los varones son: 19 de la provincia de Buenos Aires (PBA), 3 de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), 14 de Jujuy, 1 de Salta, y 1 de Córdoba. Mientras, las mujeres residían 13 en PBA, 7 en CABA, 7 en Jujuy y 1 en Neuquén.

Hasta el jueves 13 de agosto, en todo el país 199.005 personas fueron dadas de alta después de cursar la enfermedad. Mientras, el porcentaje de ocupación de camas de unidades de terapia intensiva es de 58,3% a nivel nacional y de en 68,3% el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Mientras, 74 pacientes se encuentran en unidades de terapia intensiva en Córdoba, 51 en Mendoza, 34 Neuquén, 33 Jujuy.

Arnaldo Dubin, miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), subrayó que "la limitante del funcionamiento del sistema (de salud), no es un recurso físico" como un respirador o una cama "sino el recurso humano" y dijo que esa "triste" realidad ya puede observarse en jurisdicciones como Jujuy.

Dubin dijo que "si existe un riesgo de colapso, no es por falta de respiradores, de camas, es por la falta de personal" y explicó que las áreas de atención crítica sufren históricamente la carencia de profesionales dispuestos a encarar esa función.

"Son pocos los médicos que quieren hacer terapia intensiva. Esto tiene que ver con las demandas de la enfermedad, la carga física, psicológica, el contacto con el sufrimiento y los salarios. Menos del 50% de las vacantes son ocupadas y de no ser por los médicos extranjeros que vienen a formarse en el país, no sería posible atender correctamente a los pacientes", añadió.

Con información de Télam.