Es la primera charla-entrevista concedida desde que el 10 de diciembre dejara la Presidencia de la Nación.


En la primera charla-entrevista concedida desde que el 10 de diciembre dejara la Presidencia de la Nación, Mauricio Macri dijo “en algunos países creen que la pandemia es una buena oportunidad para avanzar en autoritarismos soft, que pueden devenir en una dictadura como en Venezuela; que la pandemia no sea una excusa para avanzar con la libertad de expresión y la propiedad privada”.

Desde la quinta Los Abrojos, partido bonaerense de Malvinas Argentinas, donde cumple con la cuarentena, el referente de Juntos por el Cambio conversó con el periodista y escritor Álvaro Vargas Llosa. La entrevista virtual se titula “La otra mirada de Latinoamérica”, y la grabación empezó a ser transmitida a las 19.30 por el portal chileno laotramirada.com, un espacio de divulgación de ideas de referentes liberales y de derecha de la región.

Durante la charla, de unos 40 minutos, Macri hizo algunas alusiones a la realidad política argentina. Preguntado sobre el rol político que ejerce en la actualidad, dijo: “Tengo un compromiso absoluto. Los cuatro años de gobierno (nacional), ocho años en la Ciudad, el cierre de la campaña que fue muy emotiva pese a la falta de resultados económicos. Soy un ferviente defensor de las libertades, en esa batalla estoy. Mi primera tarea es fortalecer la unidad de Juntos por el Cambio, hacer crecer otros liderazgos”.

“Los países no se miden solo por su economía o su capacidad militar, sino por su calidad de gobernanza. En estas crisis ves Estados eficientes y los que no, los que dan manotazos. Nuestro gobierno (por el de Cambiemos) avanzó mucho en transparencia, en buena gobernanza”, dijo en las pocas referencias sobre su gestión presidencial.

También criticó al gobierno de Alberto Fernández (al que no mencionó) por no tener aún ley de presupuesto. “El no tener presupuesto ya afecta la democracia; son cosas que estamos planteando y que serán parte de un debate intenso el año que viene”, dijo.

Álvaro Vargas Llosa le preguntó sobre la recuperación de los países post-pandemia: “Veo que las democracias liberales saldrán fortalecidas; acá (por Argentina) hemos visto un gobierno que intentó avanzar sobre las libertades, la propiedad privada, la justicia, y provocó una reacción de la sociedad que se manifestó en contra, igual la oposición que estuvo más unida que nunca, como la coalición que creamos con Elisa Carrió, hoy más unida que nunca”, dijo.

“Aunque en el corto plazo vamos a vivir situaciones muy difíciles, soy muy optimista sobre Argentina y la región por el empoderamiento que tienen los ciudadanos de expresarse sin miedo, de creer en la cultura del trabajo, en la superación personal, en la innovación tecnológica”.

“Quieren gobernantes que no abusen del poder y se comuniquen de manera distinta”, dijo Macri.

El expresidente Macri también dijo ver “una falta de liderazgo global” que impidió coordinar una estrategia común contra el Covid-19. “El miedo y el pánico llevan a tomar medidas extremas; no hay que dejarse llevar por el miedo o la intuición, sino por datos científicos”, sostuvo. Agregó la importancia de que los Estados Unidos juegue un papel de liderazgo mundial.

Sobre la disyuntiva “economía o salud” respecto a las respuestas de los gobiernos ante la pandemia, insistió en “no moverse por el miedo y el instinto” y en “manejarse con los datos científicos”.

Iván Duque (Presidente de Colombia) manejó con mucho criterio la situación, afectando lo mínimo posible las libertades. Hay que tener un equilibrio, como todo en la vida, sensatez y sentido común, cuidando las libertades”, dijo.

“En los países con estructuras capitalistas fuertes, la recuperación post pandemia será rápida, en V; en los que tienen debilidades y problemas fiscales habrá una L; será muy desigual y asimétrica la recuperación en el escenario post Covid”, pronosticó.

En varias oportunidades aludió a Hans Rosling, médico sueco fallecido en 2017, en cuyo libro “Factfulness: diez razones por las que estamos equivocados sobre el mundo” alertó sobre el mundo y una próxima pandemia.

Macri y Vargas Llosa fueron muy críticos con el gobierno de Nicolás Maduro. “Hace muchos años, cuando estaba Chávez, dije que era una dictadura y tuve razón; hay que tener sociedades que reacciones al primer momento de ver señales contra las libertades. Hay que seguir manteniendo la presión para que desde dentro de Venezuela, dentro del Ejército, surja una expresión opositora; lamentablemente mi país no está haciendo (esa presión)”, manifestó.

Respecto a la relación con Brasil, Macri la calificó de “histórica” y que no puede ser afectada por diferencias personales o políticas entre los presidentes. “Nosotros avanzamos con el acuerdo Unión Europea-Mercosur; es fundamental tener la mejor relación posible”, afirmó.

“Qué mundo teníamos antes del Covid… ya teníamos un mundo inestable políticamente, cargado de una enorme frustración social, insatisfacción creciente, un reclamo por otro tipo de relación entre el poder y la ciudadanía. Yo creo que eso tiene mucho que ver con lo que yo llamo la revolución de las expectativas”, dijo Macri. Explicó que en 30 días un ciudadano recibe hoy la información que antes le demandaban 30 años. “Se es millonario en información y billonario en expectativas”, sostuvo.

Al final de la charla, contó que piensa continuar con la tarea en la Fundación FIFA, interrumpida por la pandemia: “Son dos pasiones, fútbol y educación, Estoy muy entusiasmado con esa iniciativa”, reconoció.

(Foto: Federico López Claro)

El 4 de marzo pasado, Macri participó de un panel junto a otros exmandatarios liberales y conservadores que organizó en Guatemala la Fundación Libertad y Desarrollo.

“Para mí, algo mucho más peligroso que el coronavirus es el populismo. El populismo lleva a hipotecar el futuro. Compromete no solo el desarrollo sino el futuro básico de las comunidades”, dijo Macri en aquella oportunidad.

Durante la cuarentena, trascendió una conversación mantenida entre Macri y su aliada y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió.

El 20 de junio, el día del banderazo promovido por grupos políticos opositores y sectores del campo contra la intervención del Gobierno nacional de la cerealera cuasi-quebrada, Vicentin SAIC, Macri posteó en las redes sociales una bandera argentina.

(Twitter: @mauriciomacri)

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios