El presidente lo anunciaría el jueves. El próximo domingo se cumplen 100 días en aislamiento.


La nueva cuarentena, que el presidente anunciaría el jueves, implicaría un retroceso para el AMBA: por 15 días volverían las restricciones en comercios y bancos, se acotarían las salidas recreativas de menores y se suspendería la habilitación al running y otros ejercicios.

Tanto Alberto Fernández como los dos mandatarios de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, coinciden en la necesidad de endurecer el aislamiento y restringir la circulación, cuando los casos crecen de a 2000 por día, y la curva va en ascenso.

La primera dama Fabiola Yáñez y el ministro de Salud, Ginés González García participan de la entrega de insumos médicos por parte de la Cruz Roja en el Aeropuerto de Ezeiza (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

Es una vuelta atrás para tomar aire y ganar tiempo. Una medida para aplanar la curva y darle tiempo al sistema de salud”, dijo el martes Fernández.

Desde la Ciudad ya habían anticipado que sería necesario un “esfuerzo extra” para esta nueva etapa, que duraría de 10 a 15 días y se llamaría “nueva fase 1” o “fase 2 endurecida”. El próximo domingo, cuando termina la sexta extensión, el AMBA llevará 100 días en cuarentena.

En cuanto a la circulación, si bien ya se aumentaron los controles para procurar que el transporte público sea solo para trabajadores esenciales, estudian incluso la posibilidad de suspender la circulación de colectivos entre el conurbano y CABA, informó Clarín.

Los trenes no estarían alcanzados por esa medida, apuntada a reducir la circulación entre la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

El jefe de Gobierno porteño no coincide con el presidente y con su par Kicillof en cuanto al plazo. Para Rodríguez Larreta esta “nueva fase 1“ debería arrancar el seis de julio, mientras que para Alberto y Axel debería implementarse cuanto antes.

Horacio prefiere chocar contra el iceberg;,, yo soy partidario de girar apenas el iceberg aparece en el radar“, lo ilustró el presidente.

Mientras, los más apremiados por la situación parecen ser los bonaerenses. “Sin una cuarentena dura de al menos 15 días, se satura el sistema de salud de CABA y la Provincia en un mes o un mes y medio“, dijo a Clarín un funcionario cercano a Kicillof.

El aumento de ocupación de las camas de Terapia Intensiva alcanzó el lunes las 414. La cifra no es alarmante, pero sí lo es el aumento de 30% en una semana. El nivel de ocupación en el AMBA ronda el 65%, informó el ministro de Salud, Ginés González García.

Los comercios, que en CABA a esta altura ya está el 70% abiertos, serán limitados, y los horarios de atención de los bancos restringidos para jubilados y beneficiarios de planes sociales.

Con respecto a los runners, si bien a nivel nacional preferirían suspender la habilitación, saben que la decisión es del jefe de Gobierno. “No podemos obligar a Larreta”, dijeron en Olivos.




Comentarios