El fallecimiento de "Goldy", la hermana gemela de Mirtha Legrand, generó estupor en el mundo del espectáculo. Su muerte tomó por sorpresa a la familia y el ámbito artístico, ya que la ex actriz se encontraba en buen estado de salud.

La muerte de Silvia Legrand (su nombre artístico, ya que se llamaba en realidad María Aurelia Paula Martínez) se produjo el viernes 1° de mayo pasado. La hermana de la diva se acostó a dormir una siesta, pero nunca se despertó.

La diva de los almuerzos se mostró desde un principio muy afectada por la muerte de su hermana y por no poder despedirla como corresponde, ya que debido a la pandemia Mirtha mantiene una estricta cuarentena y no pudo asistir al velorio. Goldy fue despedida con un puñado de testigos: su yerno, Alfredo Solari, con su hijo Santiago, y dos empleados de la cochería, todos con barbijos, antiparras protectoras y guantes.

Silvia Legrand

"Hermana querida, te fuiste sorpresivamente. No olvidaré tu ternura, cariño y sabiduría", fue el mensaje de Mirtha en aquel momento.

Hoy, a un mes de su fallecimiento, La Chiqui habló de cómo lleva el duelo. " Hoy me desperté pensando en ella con dolor y angustia. No tengo consuelo", dijo ante la consulta de Magazine Ciudad.

"Estoy muy triste. Sé todo lo que me van a decir, que somos gente grande. Pero es doloroso . Éramos compañeras de vida. Lo de Goldy me mató. Era una mujer maravillosa. Mi hermana le tenía miedo a la pandemia y murió de muerte natural", le contó la Legrand a un productor de Intrusos.

Y contó que se armó una rutina para pasar la cuarentena de la mejor manera posible ante a tristeza: "Me despierto temprano pero me quedo en la cama hasta las 11. Todos los días leo los diarios, veo algo de televisión, camino por mi casa y descanso. Duermo la siesta, que antes no lo hacía. Estoy leyendo el libro Aramburu , de María O' Donnell. Es muy bueno, lo recomiendo. A la noche vienen mi hija Marcela y mi nieto Nacho a quedarse conmigo; no me dejan nunca sola", relató.