Diseñadores italianos fabricaron un dispositivo muy económico que podría usarse en restaurantes.


En algunas regiones la cuarentena comienza a ser más relajada, aunque se deben seguir las estrictas normas de higiene y el distanciamiento social. Para esto trabajó un grupo de diseñadores en Italia hasta conseguir crear un protector facial inflable que así permitirá reunir gran cantidad de personas, por ejemplo, en los bares o restaurantes.

Visceras Soffio (Instagram)

La ventaja de este aparato es que tiene una cobertura de 180 grados, lo que permite una mejor movilidad en una cena familiar, con amigos e incluso en locales de venta de comidas. La mascarilla fue creada por MARGstudio, Alessio Casciano Design y Angeletti Ruzza.

Annalisa Grasselli, una de sus creadoras, explicó que: “este protector permite continuar realizando las acciones de beber y comer exactamente como lo hicimos antes, pero de manera segura. No cambia nuestras formas de experimentar la vida social en restaurantes o bares”.

Visceras Soffio (Instagram)

Y como si esto fuera poco, se estima que el costo de fabricación no subirá de un euro. Esto permitirá que los locales de venta de alimentos puedan costearlos sin mayores problemas. Es una nueva forma de vida, durante la carrera en la lucha contra el coronavirus.




Comentarios