Su defensa se oponía a que el fiscal Eduardo Taiano seleccionara y analizara los elementos de prueba encontrados en los aparatos electrónicos secuestrados.


La Cámara Federal porteña rechazó este viernes un planteo del técnico informático Diego Lagomarsino y avaló una pericia tecnológica sobre dispositivos electrónicos, en la causa en la que está procesado como presunto partícipe necesario de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

El Tribunal de Apelaciones confirmó la decisión del juez federal Julián Ercolini en lo vinculado a encomendar al fiscal del caso Eduardo Taiano “la tarea de seleccionar, analizar e incorporar los elementos de prueba que pudieran hallarse en los aparatos y/o dispositivos electrónicos” secuestrados en la investigación, según la resolución a la que accedió Télam.

Lagomarsino está procesado por ser el dueño del arma que, según sostiene la investigación judicial, se disparó el 18 de enero de 2015 para asesinar a Nisman en el departamento que alquilaba en Puerto Madero.

Sara Garfunkel, madre de Alberto Nisman, en el aniversario de la muerte de su hijo (Foto: Mariana Greif/REUTERS)

El defensor del técnico informático, Gabriel Palmeiro, se opuso a que Taiano efectúe esa pericia por vulnerar “el debido proceso y el derecho de defensa en juicio”. “La ejecución de la medida en cuestión se trata de una facultad expresamente reservada al juez de la causa e involucra la realización de un acto irreproducible”, sostuvo.

Pero los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia rechazaron el planteo. “El análisis de las constancias obrantes en autos lleva a compartir la solución a la que arribó” el juez Ercolini porque “a diferencia de lo alegado, la diligencia en modo alguno puede ser considerada de aquellas irreproducibles cuya naturaleza exigiría la personal dirección del instructor”, sostuvieron los camaristas.

Además, “frente a la inalterabilidad del objeto a examinar, la selección de los elementos que efectúe el Ministerio Público Fiscal -a cargo de la investigación por delegación- no obsta a que la defensa efectúe su propio análisis y aporte aquellos otros elementos que entienda pertinentes en ejercicio de su derecho”, añadieron.

La Cámara remarcó que “en definitiva” será el juez del caso, Ercolini, quien “evaluará sus resultados de modo relevante para el proceso”. Por último, el Tribunal de Apelaciones consideró que el juez dio “adecuada y suficiente” respuesta a “temores de la defensa vinculados a la posibilidad ‘hasta ahora conjetural’ de ocurrir eventuales filtraciones o afectaciones a la intimidad” como consecuencia de la medida.




Comentarios