El empresario está en la Patagonia desde el 19 de marzo con parte de su familia.


Tras más de un mes en Esquel, adonde viajó horas antes de que se declarara el aislamiento, Marcelo Tinelli intentó volver a Buenos Aires el lunes, pero por un contratiempo con su camioneta debió regresar a la ciudad chubutense.

Según trascendió, al tomar la llamada “Ruta de los Rifleros” para conectar con Trevelin, la camioneta en la que viajaba pinchó un neumático, por lo que el conductor tuvo que dar media vuelta y regresar a Esquel, donde pasó la cuarentena junto a su esposa Guillermina Valdés, los hijos de ella, su hija Candelaria y el pequeño hijo de ambos, Lorenzo.

Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés

El regreso que Tinelli había programado estaba enmarcado en el programa “Volver a casa” que dispuso el Gobierno nacional para quienes estuvieran “varados” en ciudades que no fueran la de residencia.

Los traslados de Tinelli dieron que hablar durante el aislamiento. Primero, porque voló a Esquel el 19 de marzo, pocas horas antes de que Alberto Fernández dispusiera la cuarentena, por lo que muchos lo señalaron por tener información privilegiada.

Y hace algunos días volvió a estar en boca de todos, cuando denunciaron que un vuelo había llegado a Esquel, autorizado como “humanitario” por la Anac, para llevarle provisiones a Tinelli y su familia. Según él mismo dijo después, el avión transportó medicamentos para él y su familia.




Comentarios