A partir de la propagación del coronavirus en el mundo, la mayoría de las familias se encuentran separadas y ello lleva a que se vivan momentos desagradables, debido al aislamiento obligatorio para evitar el contagio y proteger a la población de riesgo.

Y una situación de esas características dio en España, aunque tiene un tinte agridulce. Es que la enfermera española Sara Guchi compartió su historia en Instagram: fue mamá de de su tercera hija, India, y se la tuvo que presentar a sus papás a través de la ventanilla del auto para evitar mayores riesgos.

"A ti mamá. Me perdonarás que no te llamara para decirte: 'Mamá nos vamos al hospital, ¡estoy de parto!'. Sabía que de haberlo hecho te hubieses pasado la noche en vela, dándole mil vueltas a la cabeza y sufriendo por la situación que podríamos estar viviendo en el hospital con la que está cayendo, y conociéndote, seguro que muerta del miedo por nosotras. Perdóname, pero quería evitarte ese mal trago", manifestó Sara en el comienzo de su sentida publicación.

"Mamá, India llegó al mundo rodeada de amor, pero no hubo visitas, no hubo globos ni bombones, no pudiste sentarte a los pies de mi cama para hablar sobre cómo había ido, no tuve tu abrazo, ni ella tuvo tu beso. Me moría de ganas de explicarte que conseguimos ese parto natural que tanto soñaba, quería explicártelo todo, quería que te sintieras orgullosa de mí, tantas veces que te había preguntado: '¿Mamá tanto duele?' Y siempre me respondías lo mismo: 'mucho, pero ese dolor se olvida', y ahora que por fin sé lo que tú sentiste, no puedo compartirlo contigo como me gustaría", expresó con pesar.

Conoce a su nieto a traves de la ventanilla del auto por el coronavirus: (foto: saraguchi84)

Sin embargo, tras su alta mèdica, la enfermera sorprendió a sus papás y les presentó a su nieta, a quien pudieron ver desde la ventanilla del auto. "¡Ay mi chiquitina preciosa! No la puedo tocar ni abrazar", dijo la abuela entre lágrimas.