También le quitaron el celular, dejándola prácticamente incomunicada.


La tragedia marcó los últimos años de la vida de Zulma Lobato, a quien tanto dolor ya no le cabe en el cuerpo.

Zulma Lobato. (Web)

El viernes, la mediática de 62 años se dirigió a un supermercado de Munro para aprovisionarse, mientras cumple la cuarentena obligatoria. Sin embargo, cuando se disponía a volver a su domicilio con los víveres, fue acorralada. Le robaron la plata, la comida y el celular, dejándola sin posibilidad de pedir ayuda.

En este contexto, Zulma abordó el tren Sarmiento hacia Capital Federal. En Retiro, dos uniformados la retuvieron y casi la aprisionan por violar el aislamiento. Ella entró en pánico.

La demoraron dos horas y le abrieron un acta. Finalmente, pudo contactarse con su exrepresentante Lautaro Reyes. Él contó en las redes sociales la situación que atravesó su antigua clienta. Esta le habría dicho, entre lágrimas: “No aguanto más”.

Una vida marcada por el dolor

Zulma Lobato

Atrás quedaron los momentos en que Zulma recorría shows televisivos y actuaba en el teatro. En 2018, reapareció en los medios, tras ser brutalmente agredida por un taxista. Pocos meses después se la vio vagando sin techo por las calles de Mar del Plata.

En 2019, fue invitada al programa de Moria Casán, para denunciar que el Hospital Muñiz la había dejado sin su medicación para el HIV -que contrajo producto de una violación-. Además, debió ser internada de urgencia en la clínica La Torre, de Vicente López.

Este año, luego de una operación de extracción de riñón, “reapareció” en Facebook, pidiendo ayuda económica y acudiendo a Lizy Tagliani y Flor de la V. Muchos se conmovieron y se sumaron a la campaña solidaria, pero resultó que la cuenta era falsa.

Así lo denunció Lautaro Reyes, quien además contó que la mujer estaba siendo estafada por un pai umbanda, que la había privado de su libertad. Este hombre se llevaba el dinero y víveres que la gente destinaba a Zulma.

Reyes detalló que su exclienta sufre necesidades y vive de una pensión por discapacidad, así como de alguna participación ocasional en la televisión. ¿Su gran sueño? Volver a las pantallas y los escenarios.

Zulma Lobato. (Web)




Comentarios