Lo confirmó el ministro de Salud de la Nación. Se mostró optimista sobre la contención de la pandemia y pidió que se respete el aislamiento.


El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, dijo este viernes que de acuerdo con modelos matemáticos de proyección de contagios el pico de infectados por coronavirus podría registrarse entre fines de abril y principios de mayo en la Argentina y señaló que en 2020 se podría llegar a 250.000 casos.

González García pidió no hacer alarmismo con las proyecciones que se realizan en el espectro sanitario para prever las medidas que se van tomando, en sintonía con las recomendaciones del consejo consultivo integrado por infectólogos, epidemiólogos y sanitaristas, y aclaró que el sistema de salud está preparado para atender la cantidad de casos proyectada.

El ministro de Salud, Ginés González García. (EFE)

“¿Es cierto que el escenario optimista son 250.000 infectados?”, le consultaron al ministro en una entrevista con radio Metro. “Son modelos de simulación. Es un modelo matemático que venimos haciendo. Hasta ahí aguanta bien el sistema de salud”, respondió el funcionario.

Por ello, explicó que es “fundamental” que la sociedad haga su parte y cumpla con el aislamiento social preventivo decretado por el presidente Alberto Fernández porque esa será la forma en la que se achatará la curva de casos confirmados y esto ayudará a que el sistema sanitario nacional pueda atender mejor la demanda de atención médica.

Primer día de cuarentena total en Argentina. (Clarín)

Según González García, muchos de los que tienen el virus ni siquiera se dan cuenta. Y de los que sí presentan síntomas y se les confirma la infección, el 80 por ciento no necesita internación y puede permanecer en sus casas, completamente aislados. De los que sí necesitan internación, solo el 5% puede tener una patología grave y de ese porcentaje, solo algunos, muy pocos, tienen consecuencias fatales, dijo el funcionario.

El ministro de Salud insistió con que el problema se agrava si aparecen muchos casos todos juntos y de golpe. “No es tanto la gravedad de la enfermedad sino la forma en que puede hacer colapsar al sistema de salud, porque además ahí las consecuencias se agudizan”, advirtió.

Y señaló que las sociedades científicas que asesoran al Gobierno estiman que desde mediados de abril en adelante puede darse el pico de casos de infectados, aunque para él esto llegará a principios de mayo. “Pero lo que hay que estar bien preparados para cuando venga, cuando más tarde mejor y sobre todo si es más amesetado”, afirmó.

De acuerdo al ministro, el Gobierno está “preocupado” pero sin embargo considera que se está “en buen camino, haciendo lo que hay que hacer y haciéndolo todo antes de lo que han hecho otros países del mundo”.

Para el funcionario, en esta pandemia hubo dos errores: no se tomaron medidas extremas desde el principio; y después cuando se hizo, los países asiáticos lo hicieron todos juntos y bruscamente pero en Europa empezó muy escalonadamente, lo que propició la propagación en esa zona el mundo.

“Lo importante es que cumplamos las reglas que son para cuidarnos, que entendamos que esto es un beneficio colectivo, que lo que hagamos ahora bien se va a notar en dos semanas, ahí vamos a saber si lo hicimos bien o se nos fue de las manos”, dijo.




Comentarios