Muchos aseguran que la situación en el exterior no es tan simple como lo anunció el presidente Alberto Fernández.


Son muchas las historias de argentinos que estaban viajando por el mundo cuando las aerolíneas comenzaron a limitar sus operaciones y los países a cerrar sus fronteras por el avance del coronavirus. Ahora atraviesan verdaderas odiseas para volver al país.

Nina Myndlis (21), por ejemplo, estaba haciendo un voluntariado en Islas Canarias, con amigas en La Palma y planeaba viajar a Fuerteventura, pero ahora quiere regresar a Argentina y no sabe cómo hará.

“Tenía un vuelo por Iberia el 28 de marzo hacia Buenos Aires que ya está cancelado porque está dentro de los vuelos que no son de Aerolíneas Argentinas​ y no pueden entrar a Buenos Aires”, cuenta la joven de 21 años que hace un año está recorriendo Europa.

Nina Myndlis

“En Iberia te dicen que llenes un formulario para obtener un bono que no sirve de nada porque yo necesito el reembolso, no me sirve que me cambien el vuelo de Iberia más adelante porque yo me tengo que ir ahora y solo va a poder ser con Aerolíneas Argentinas”, contó a Clarín.

En el consulado de Tenerife, dijo, le dijeron que “hay 70 argentinos varados” en la zona de Islas canarias y que “en Madrid son como 2000”.

“Con el consulado de Tenerife tengo comunicación más fluida. Todos los días llamo y me dicen que desde Cancillería no les dicen nada, no se sabe cómo va a ser la dinámica de los vuelos de repatriación de Aerolíneas, no se sabe si van a ser gratuitos ni si va a haber que pagarlos, no se sabe desde dónde van a salir”, relató la joven.

Nina tiene además el problema de que, hace una semana, le robaron el pasaporte. En el consulado le dieron uno provisorio, pero que dura 60 días. “Si se pasa esa fecha, no voy a poder volver al país”, dijo.

En Londres

Lucía Pérez está en Londres y tenía un vuelo para el 17 de marzo que fue cancelado, y ya no sabe cuándo podrá volver al país. En el consulado argentino en Londres le informaron que “no tienen novedades de repatriación” y le recomendaron esperar.

En Aerolíneas Argentinas me dijeron que, por lo pronto, ellos solo se van a encargar de repatriar a sus pasajeros”, dice. Por el momento “no hay planes para repatriar a ninguno de los demás argentinos que estamos en el exterior”, contó Lucía.

“En mi caso ni siquiera el seguro de viajes se hace cargo de mis gastos por cancelación de vuelo cuando supuestamente sí deberían cubrirlo”, dijo, y agregó: “En Argentina todos están creyendo lo que dice el presidente y aquí se vive una realidad muy distinta”.

En Dublín​

En Irlanda están varados ​Francisco Guglielmino (28) y sus padres. Salieron de Argentina a principio de mes a recorrer Europa y la cancelación de vuelos los sorprendió en esa ciudad, adonde tuvieron que quedarse. “Estaba programado para partir el jueves próximo con escalas en Estados Unidos​. Así que voy a tener que volver con el operativo de repatriación”, dijo Francisco.

Supongo que se está armando por estas horas el operativo entre Aerolíneas y el resto, y que en los próximos días anunciarán cómo van a hacer. Lo que piden es informar la situación de cada uno en el consulado más cercano, y yo acabo de hacerlo a través de un formulario que pusieron en su página web. Por ahora, sigo mi viaje normalmente. Quizás pueda volver en la fecha prevista, quizás no. Hay que esperar”, agregó Francisco.

?Francisco Guglielmino y sus padres.

“Hace cinco días que estamos esperando una respuesta. Cuando todo esto explotó, nos fuimos al consulado y nos anotaron en una planilla. Nos dijeron que estaban haciendo una base de datos de argentinos varados en el Reino Unido, pero que no sabían cuando íbamos a poder volver. Nos dijeron que si podíamos, nos volviéramos por nuestra propia cuenta”, contó también.

Además, apuntó contra Despegar, plataforma mediante la que compraron los pasajes de vuelta. “No dicen nada, no atienden. Están totalmente borrados”, afirmó.

“Lo único que pudimos hacer es adelantar el viajes para este jueves y volar a San Pablo y de ahí regresar a la Argentina. Pero estamos muy preocupados porque no sabemos qué va pasar de acá al jueves. Porque si llegan a cerrar las fronteras con Brasil, nos vamos a quedar varados en San Pablo”, cerró.

En Japón

“El consulado nos mandó un mail con la información de Cancillería de que ‘a partir del día martes 17 de marzo, y habiéndose censado los casos afectados, Aerolíneas Argentinas comunicará los detalles de reprogramación de vuelos especiales, con tarifas adecuadas'”, contó Martín Grosz, periodista varado en Japón.

A Martín le resulta “polémico” lo de las tarifas adecuadas. “Da a entender que tendré que pagar para que Aerolíneas me lleve, cuando yo ya había pagado un pasaje de vuelta que el Gobierno me impidió usar”, dijo.

En Barcelona

Como otros miles de argentinos Karina Fortuny y Rodrigo Álvarez estaban de vacaciones por Europa cuando se enteraron, el viernes 13 a la noche, de la restricción a los vuelos hacia la Argentina.

Karina Fortuny y Rodrigo Álvarez

Tenían un vuelo de LEVEL que salía a la 1 de la mañana del 17 de marzo. “Sabíamos y entendíamos que ese vuelo no iba a salir. En la página de Internet de LEVEL el vuelo figura como programado hasta el día de hoy, pero sobre entendimos que en algún momento nos iba a llegar la cancelación. Terminamos llamando al consulado, nos dijeron que esperemos, que llenemos el formulario de vuelta y nada más. Que no tenían otra resolución”, contó.

En el consulado, contaron, los atendió una cónsul y pese a que le dijeron que no tenían alojamiento los mandó a “pagar algo por la mínima tarifa” (que son 12 euros la noche una habitación sola con cama, sin comida y sin nada). Y a Karina la mandaron a pedirle un giro a su familia para poder estar en Europa.

“Porque como soy turista tengo que contar con dinero para los casos posibles que puedan surgir, como en este caso que yo tengo que entender que es una pandemia y es algo a nivel mundial”, dijo la mujer.

“Cuando averiguas para volver en los vuelos de contingencia te cobran fortuna para volver. Te hablo de más de 1.200 euros, pero para volver en abril; mientras tanto tengo que vivir acá y no tengo forma, no tengo la plata”, expresó angustiada.

Si queremos volver, el vuelo de contingencia nos lo van a cobrar. Todavía no está la tarifa, pero van a rondar arriba de los 1200 euros, entonces no tenemos forma de volver. Queremos sacar un pasaje para volver hoy a Buenos Aires y te cobran $190.000 por pasaje. Eso es lo que se está viviendo acá en Barcelona, no lo que dice el Gobierno que pasa”, finalizan Rodrigo y Karina.




Comentarios