La actriz contó qué le pasó y por qué debió permanecer internada durante cuatro días.


Este lunes se supo que Natalie Pérez había sufrido una hemorragia interna al congelar óvulos. A causa de esta complicación, la actriz debió permancer en observación en el Sanatorio Los Arcos durante cuatro días hasta que este miércoles fue dada de alta.

En diálogo con Majo Martínez, que condujo Los ángeles de la mañana en la ausencia de Ángel de Brito, la joven contó qué fue lo que sucedió. “Esto para mí fue re loco, soy una chica sana y nunca me tuve que inyectar nada en mi vida y es movilizante. No es que yo quiera postergar mi maternidad. No es la idea. Es algo preventivo”, comenzó.

Natalie Pérez agradeció el amor que recibió en las redes.

Pérez también dio detalles de por qué decidió congelar óvulos: “Soy joven, saludable, pero surgió esta posibilidad de congelar óvulos y me parece que está bueno aprovechar el avance de la ciencia. La edad que te recomiendan hacerlo es entre los 30 y 36 años porque tenés los óvulos más jóvenes. Como yo no estaba trabajando en una tira diaria, tenía tiempo, y dije ‘lo voy a hacer“.

Durante el proceso previo, la actriz no tuvo problemas. Sin embargo, la complicación se dio el día de la intervención: “El sábado fui a hacer el tratamiento. Unas semanas previas uno se tiene que inyectar hormonas todos los días y hacer controles, ecografías. Hasta ahí iba todo perfecto. Pero el día de la intervención, este es un tratamiento ambulatorio, no hay anestesia total y es una sedación, hice el tratamiento y me fui a mi casa… y cuando estaba en mi casa me desmayé tres veces y tenía dolores, sentía pinchazos en los hombros“.

“Ahí dije ‘esto no tiene que ver con este procedimiento’. Pensé que era estrés, otra cosa. Pensé que no tenía que ver con esto. Pero bueno, cualquier intervención que uno se haga puede tener complicaciones, todos los cuerpos son distintos y reaccionan distinto al mismo tratamiento“, indicó. 

Para concluir, agregó: “Esto no suele suceder, pero puede pasar, y está bueno averiguar antes de hacerlo. No es lo más normal que pase, pero es muy doloroso. Ahora tengo una recuperación lenta por la hemorragia y la anemia que tengo“.




Comentarios