El futbolista francés Brice Maubleu cometió un error que no olvidará jamás: el arquero del Grenoble de la segunda división francesa se metió un gol en contra insólito que se volvió viral, y tras la derrota de su equipo, debió pedir disculpas a los hinchas.

El Grenoble enfrentaba al Caen por la fecha 27 de la Ligue 2, y el partido ya estaba 1-0 en favor del local, que se había puesto en ventaja con el gol de Jessy Pi, de penal. Maubleu agarró un pase largo e intentó jugar rápido para uno de sus compañeros, pero se arrepintió a mita de camino.

Brice Maubleu (Foto: web)

Cuando estaba por soltar la pelota, decidió no hacerlo, pero no pudo sostenerla. El balón se le resbaló, picó hacia su propio arco y cruzó la línea de gol. En un primer momento, pareció que su esfuerzo por evitar el gol había alcanzado, pero finalmente se comprobó que la pelota había ingresado al arco en su totalidad.

"Hay noches oscuras y esta es una de ellas. En el gol, quería jugar rápidamente para Jérôme Mombris, pero vi que no me estaba mirando así que cambié mi decisión y luego la pelota dejó mis manos", explicó el jugador de 30 años.

"Al final, juego la pelota pensando que todo estaba bien, pero aparentemente la pelota ya había entrado. Estoy decepcionado porque le dio a nuestro oponente el segundo gol. Tendré que volver a trabajar rápidamente y seguir adelante, porque probablemente habrá bromas en las redes sociales", agregó.