Es argentino pero vive en Uruguay desde hace 35 años. En 2012 estuvo involucrado en un accidente en el Delta en el que murió una mujer y su bebé.


El nombre de Eduardo “Pacha” Cantón comenzó a sonar con fuerza en distintos medios. Es que lo señalan como la persona que lanzó un cerdo desde un helicóptero a la pileta de la casa de Federico Álvarez Castillo en Punta del Este.

Según informaron en “Nosotros a la mañana” (El Trece), el episodio del chancho se trataría de una vendetta contra Álvarez Castillo. “Quien lo habría tirado es Eduardo ‘Pacha’ Cantón”, dijo Tomás Dente, descartando al dueño de casa como el responsable del hecho.

Cantón es un empresario inmobiliario argentino que se radicó en Uruguay en 1985. Allí se hizo cargo de la construcción del aeropuerto internacional de Carmelo y entre sus distintos proyectos se destaca el del Club de Campo El Faro, un country en el que se hospedó en reiteradas oportunidades Ernesto Clarens, un financista vinculado al expresidente Néstor Kichner.

Además, es poseedor de Cantón Estate, un conglomerado de 20 chacras en una zona que llamaron “La Toscanita”, donde se alojan personalidades como Valeria Mazza.

En febrero de 2012 fue noticia cuando chocó con su lancha a otra embarcación. Como consecuencia del accidente, murieron una mujer y su hija de 2 años.

Según el diario “El País” de Uruguay, Cantón también fue vinculado con el exasesor de Carlos Menem, Emir Yoma, y con uno de los hijos del magnate saudí Gaith Pharaon, responsable de delitos como “lavado de dinero” y “tráfico de armas”.




Comentarios