Uno de los cohetes cayó en un edificio en construcción de la Zona Verde. No se registraron víctimas.


Un nuevo ataque se produjo este miércoles por la noche cerca de la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, cuando dos proyectiles impactaron en la protegida “Zona Verde” de la capital iraquí, donde están la mayoría de las embajadas occidentales. El ataque responde a la escalada de tensión entre la República Islámica de Irán y el gobierno de Donald Trump, luego del asesinato del general Qasem Soleimani.

Las sirenas de la Embajada estadounidense comenzaron a sonar poco después del impacto, según mostró la cadena de televisión Al Mayadínasí. Uno de los misiles colisionó entre un edificio en construcción y un lago cercano a la Embajada. Por el momento, no se registraron víctimas.

A pesar de los ataques de Teherán, Trump anunció esta mañana desde la Casa Blanca que no tomará represalias aunque impondrá nuevas sanciones al país persa. Luego, pidió a las potencias mundiales que rompan con el acuerdo nuclear de 2015 del que Irán se retiró este fin de semana para renegociar un nuevo pacto.

Los nuevos disparos se producen 24 horas después del impacto de más de una decena de misiles iraníes sobre las bases de Erbil y Ain Al Assad que albergan a soldados estadounidenses y de la coalición internacional que luchaba contra el Estado Islámico. Este ataque fue reivindicado por la Guardia Revolucionaria de Irán, en la cual Soleimani tenía un alto rango como jefe de la Fuerza Qods.

La Zona Verde ya había recibido el impacto de otros proyectiles, tipo Katyusha, el pasado sábado y el domingo. Este sector está reforzado desde el 2003 porque allí se encuentran las principales instituciones gubernamentales y está ubicado a solo diez kilómetros del centro.




Comentarios