El perioditsta compartió una foto de su niñez junto a Lidia y le dedicó unas sentidas palabras en el día de su fallecimiento.


Gastón Recondo atraviesa un triste momento personal: en el inicio de este 2020, el periodista deportivo sufrió la muerte de su mamá, Lidia, de 78 años, y decidió compartirlo con sus seguidores de Instagram. Junto a una foto con ella, tomada el día en que terminaba séptimo grado, Recondo le dedicó un emotivo texto a modo de despedida.

El periodista la describió como una “mujer valiente, tenaz y comprometida”, que le enseñó el valor del esfuerzo, de ser respetuoso y decente. Gastón agradeció por haberla tenido como madre, y haber podido sostener su mano en su último suspiro. Leé la carta completa:

Gastón Recondo despidió a su mamá con una emotiva carta (Foto: Instagram)

“Esta mañana mi mamá ‘se fue al cielo’, como le gustaba decir a ella cuando alguien amado partía. Esta foto es muy significativa para mí. Es del final de mi 7mo Grado. Quizás, el año más difícil de mi vida. Mujer valiente, tenaz, comprometida, me enseñó desde el primer día que las responsabilidades asumidas se respetan y que los compromisos se cumplen. El brazalete verde y el diploma significan que no falté un solo día al colegio en ese traumático 1985. Siempre hacia adelante.

Me mandaste a un colegio que no podías pagar y para eso laburaste 24×7. Siendo padre entendí que debí haber sido el alumno ejemplar que no fui para respetar tanto esfuerzo. Te vi traer mil veces trabajo a casa, para cumplir con los cierres en CENIT. Me hiciste socio y me llevaste a la cancha hasta que Chiche tomó la posta. Me inspiraste el periodismo sin saberlo ninguno de los dos trayendo el Diario La Nacion en estado impecable cada noche, El Gráfico cada lunes, las Solo Fútbol y Solo Basquet cada martes y jueves.

Gastón Recondo y su papá (Foto: Instagram)

Me educaste en la rutina, sin entender hasta la adultez que muchas veces es el remedio a la escasez. Te ponías contenta cuando invitaba amigos a casa aunque apenas cupiéramos los dos en el Pasaje Timbó. Me enseñaste mucho más de lo que se puede enseñar. Sobre todo me hiciste entender que el único camino que hay en la vida es el del esfuerzo, el respeto y la decencia.

Es muy doloroso despedirte así. Pude, al menos, sostener tu mano en tu último suspiro. Doy gracias a Dios por haberte tenido de madre y espero merecerte hasta él último de mis días. Te voy a extrañar mucho. Mandale saludos a la Nona Rita y al Tío Jorge. Te amo, mami. #LidiaBeatrizGonzalez. 1942-2020″.




Comentarios