Los papeles de las compañías vienen recuperando parte de todo lo perdido entre enero y noviembre. Sin embargo, este viernes podría haber un corte en la racha por una preanunciada toma de ganancias.


El precio del dólar en el mercado paralelo saltó este jueves más de tres pesos y alcanzó los 80 pesos para la venta en las cuevas financieras de la city porteña. Se acercó así al “dólar solidario”, que se ubica en los 81,90 pesos, dado que se desprende de la cotización oficial ($63) más el impuesto del 30% para atesoramiento y turismo.

Mientras, las acciones y los bonos soberanos hicieron lo suyo: continuaron el rally alcista debido a las expectativas de los inversores por el plan de ajuste que impulsa el Gobierno para ampliar el gasto sin profundizar el déficit fiscal.

Si bien en la Casa Rosada prefieren denominarlo como “redistribución”, lo cierto es que se están compactando medidas de un ajuste fiscal fuerte, tomando como punto de partida una mejora en los ingresos del Estado a partir de la suba de impuestos y del gasto para impulsar la economía.

El indicador S&P Merval subió ayer 5,92%, hasta los 42.278,51 puntos. Edenor saltó 21,82% en una jornada, la suba más fuerte en dos años. Le siguieron el resto de las energéticas: Transener ganó 14,53%; TGS, 6,79%; Pampa, 5,23%; y TGN, 5,56%.

Ariel Guzmán, analista de la sociedad de Bolsa Rava, opinó que la renta variable aún no experimentó una toma de ganancias ni una corrección en los precios y acumula un 23% de alza lo que transcurrió de diciembre. Por ello, este viernes se podría cortar la racha alcista al menos en la Bolsa porteña.

También, dijo el experto, influyó que los índices de Estados Unidos volvieron a máximos tras la pausa navideña, frente al inminente acuerdo comercial entre China y EEUU donde solo resta que los presidentes pongan la firma.

A los bancos también les fue muy bien este jueves: el Supervielle avanzó 13,71%; el Galicia, 6,85% y el Macro, 5,43%. La alimenticia Molinos saltó 8,26%. Y los papeles de las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York avanzaron hasta 11,5%.

Incluso en Wall Street las empresas argentinas están recortando considerablemente las pérdidas registradas hasta principios de noviembre. En lo que va de diciembre, el banco Francés 56,3%; el Macro, 46%; el Supervielle, 49,3%; Central Puerto, 38,3%; Cresud, 33,2%, y Edenor, 33,1%.

Clima favorable

Los bonos tuvieron una jornada inmejorable tras los dos días feriados. Los papeles en pesos registraron alzas de hasta el 13,8% ante la certidumbre de que el Gobierno seguirá pagando los vencimientos por la performance lograda la semana pasada en la primera emisión de deuda del actual Gobierno.

Tras pagar vencimientos por 21.500 millones de pesos el lunes, el Gobierno volverá este viernes a salir al mercado. Hará su segunda colocación de Letras del Tesoro (Letes).

Operadores del mercado señalaron a Vía País que los activos vienen subiendo porque los acreedores confían en que para marzo se sellará la renegociación de la deuda. El Gobierno está apurado.

Este jueves la Secretaría de Finanzas reiteró la invitación a los acreedores para que acerquen “propuestas” para la reestructuración de la deuda y puso plazo hasta el 3 de enero próximo para recibirlas.

Diego Bastourre, el jefe del área, es quien está sondeando con esta estrategia el espíritu de los acreedores para renegociar el pasivo en pesos. Quiere tener un panorama para plantearlo ante los enviados del FMI que llegarán en las próximas horas al país. Además los esperará con la bandera de la reducción del déficit, una proclama del organismo multilateral.

Eso genera que el clima financiero sea favorable, por lo que el riesgo país de Argentina, medido por el banco JP Morgan, bajó ayer 23 unidades a 1.809 puntos básicos, niveles similares a los anotados en octubre pasado y lejos de los 2.600 puntos de inicios de septiembre.

En ese contexto y habiendo sido el primer día hábil con el impuesto del 30% sobre la compra de moneda extranjera, la cotización oficial no experimentó variaciones y cerró en 63 pesos en los bancos. Con el tributo, el precio real alcanzó los 81,90 pesos.

Por otro lado el denominado “dólar MEP” experimentó un retroceso de 0,8% a 71,54% mientras que el llamado “contado con liqui” bajó 0,2%, a 72,72 pesos. “Teniendo en cuenta el nuevo impuesto, hasta que se acomode el tipo de cambio MEP, resulta más barato comprar dólares por la bolsa que por el banco o una casa de cambio”, señaló Guzmán.




Comentarios