Milagros Gómez, la adolescente de 14 años que fue alcanzada por una bala perdida durante los festejos de Navidad en la localidad bonaerense de Moreno, murió esta madrugada y la causa fue recaratulada a "homicidio".

La chica de 14 años, víctima de una bala perdida (Web)

Si bien hasta anoche la chica estaba con "muerte cerebral" pero aún con asistencia respiratoria, en horas de la madrugada Gómez falleció en el Hospital Luciano y Mariano de la Vega de Moreno.

A partir del deceso, la causa fue recaratulada como "homicidio" por la fiscal Luisa Pontecorvo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Moreno.

Voceros judiciales aclararon a Télam que el único sospechoso detenido, José Alberto Pinto Barreto (60), alias "El Uruguayo", un vecino que vive a 70 metros y que según varios testigos la noche de Navidad salió a disparar un arma como festejo, no está aún formalmente imputado por el homicidio de Milagros.

"Este hombre está detenido por tenencia ilegal de arma de guerra y por ese delito será indagado en las próximas horas. Para acusarlo formalmente del homicidio tenemos que esperar los resultados de varias pericias", dijo a Télam una fuente judicial.

Es que en la casa de "El Uruguayo" la policía secuestró una pistola Bersa calibre 9 milímetros, una escopeta marca Bathan y varias municiones.

Donde ocurrió el hecho (Web)

Ahora que el cuerpo de Gómez será sometido a una autopsia, los investigadores esperan que se pueda recuperar de la cabeza el proyectil que le causó la muerte y que sea apto para un cotejo balístico directo con el arma secuestrada al imputado.

También se espera el resultado de la prueba de barrido electrónico que se le realizó al acusado para determinar si en sus manos encentran rastros de plomo, bario y antimonio, los tres elementos que se dispersan ante la deflagración de un disparo de un arma de fuego.

El caso ocurrió durante la madrugada del miércoles, en pleno festejo navideño, cuando Milagros se encontraba junto a su familia y otros menores en el patio de su casa situada en la esquina de Shakespeare y Florencio Varela, de Moreno, y cayó desplomada por un balazo que le ingresó en la cabeza, a la altura de la región temporoparietal izquierda.

"Estaba festejando justo después de las doce, tirando cohetes con los sobrinos chiquitos y de la nada se desvaneció en el piso. Creyeron que era un simple desmayo, pero le hicieron una placa y ahí vieron que tenía una bala en la cabeza", contó ayer a la prensa Brian, el cuñado de la víctima.