El joven hizo una peculiar analogía en la pista del "Bailando" este viernes por la noche, que llamó la atención de los presentes en el estudio.


Finalizado este viernes el ritmo de cha cha pop en el Bailando por un sueño, llegó la instancia de leer el voto secreto y descubrir qué participantes deben enfrentarse en la temida instancia del duelo. Por ese motivo, Marcelo Tinelli procedió a convocar a todas las parejas para descubrir cuál será el destino de cada una.

Cuando pasaron al frente Fernando Dente y Macarena Rinaldi, la bailarina y pareja de Federico Hoppe, el conductor le preguntó a Rinaldi si había chispazos entre ella y Lourdes Sánchez, pero ambas lo negaron. En ese momento, Tinelli les pidió un abrazo como símbolo de paz, a lo que las famosas accedieron, ante las risas de Ángel de Brito que señaló: “Son tan creíbles como mis abrazos con ‘Pampita'”.

Por su parte, Dente reconoció estar soltero y Tinelli jugó a ser celestino y encontrarle alguien con quien estar. El artista comentó que le “estaba costando enfocarse”, porque al parecer anda con varios pretendientes.

Pero todo se complicó cuando quisieron presentarle a Facundo Mazzei, sin saber que allí había una historia pasada. Dente reveló: “No salí con él, pero se ofendió porque yo salí con un ex novio de él. Igual, no pasó nada entre nosotros”.

En escena, apareció entonces Mazzei, quien opinó que el actor es “un lindo chico”, y reconoció: “No me robó ningún novio, él estuvo con un ex mío. En ese momento, estuve despechado”. Dente luego le pidió perdón por eso. Tinelli entonces les preguntó si podía haber posibilidades de estar juntos, pero ambos dieron respuestas esquivas.

Intentando concluir el tema, y en referencia a su bailarina, Dente comentó algo que sorprendió a todos los presentes: “Mientras tanto también está Maca. Esto es como ‘Viven’, llega un momento que se terminan comiendo entre ellos”.

Rápidamente se escuchó el comentario “se fue al pasto”, Frente a un Tinelli que no podía creer la insólita comparación. Inmediatamente el bailarín notó que su analogía era algo particular, y reconoció: “No elegí el mejor paralelismo”.

Tinelli, por su parte, aseguró: “Y, la verdad que no”. Acto seguido, le dio el micrófono a Hoppe que expresó: “Sí, no se entendió bien”. Incómodo, pero entre risas, Dente concluyó: “Que vuelva Piquín”.




Comentarios