Su abuelo la había llevado hasta el cuartel, donde le practicaron RCP. Está fuera de peligro.


Un grupo de bomberos voluntarios que estaban de guardia en el cuartel de Gerli, Avellaneda, se convirtieron en héroes este sábado al salvarle la vida a una niña de tres años mediante reanimación.

Todo comenzó en la madrugada del jueves, cuando un hombre entró al cuartel pidiendo ayuda y llevando en brazos a una nena que estaba inconsciente y no respiraba.

Rápidamente, los bomberos pusieron en práctica el protocolo de emergencia y la trasladaron hasta el hospital Fiorito. Durante el viaje le hicieron maniobras de reanimación, conocidas como RCP, que le salvaron la vida. La pequeña quedó internada y está fuera de peligro.

Uno de los bomberos contó, en diálogo con Noticiero Trece que desde hace un tiempo el cuartel cuenta con una guardia desde las 23 horas. “Durante todo el año nos capacitamos para poder brindar un buen servicio a los vecinos y a la sociedad”, detalló.




Comentarios