La divisa norteamericana retrocedió $1,59 en los mostradores de las casas de cambio y bancos, según el promedio oficial que realiza el Banco Central.


El dólar volvió a contraerse este viernes en el mercado cambiario local y terminó a $58,12 para la venta. Cerró así una dramática semana en la que acumuló un salto superior a los $11,50 por la extrema reacción de los inversores ante el resultado adverso que afrontó Mauricio Macri en las elecciones primarias del pasado domingo.

La divisa norteamericana retrocedió $1,59 en los mostradores de las casas de cambio y bancos, según el promedio oficial que realiza el Banco Central.

En tanto, en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) el dólar mayorista culminó a $55, luego de registrar una caída de $2,25 respecto al cierre previo.

Según los operadores, este viernes se observó una mejora en la oferta de dólares. Este fenómeno se produce tras la resolución que ayer puso en práctica el Central para que las entidades reduzcan su tenencia de dólares.

Y al igual que ayer, fue bajo el volumen de los negocios en la plaza mayorista, entre bancos y grandes empresas. Según los operadores, ascendió apenas a 592.225 millones, sin que se produzcan operaciones en los futuros.

Ante la suerte de tregua de los inversores, el BCRA decidió relajar sus intervenciones y apenas colocó U$S12 millones mediante las subastas por orden y cuenta del Tesoro.

De cualquier manera, los retrocesos de las últimas dos sesiones apenas recortaron parcialmente los drásticos saltos que el dólar registró durante la primera mitad de la semana y fundamentalmente el lunes, cuando se observó la primera y más violenta reacción del mercado ante la holgada victoria que logró el aspirante presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, en las primarias y que supone un camino casi irreversible para el oficialismo de cara a octubre.

Entre el lunes y el miércoles, el dólar acumuló un salto de $15,63 y con el frenesí comprador se rememoró lo peor de la crisis del año pasado, que declaró el inicio de una profunda recesión económica.




Comentarios