Thiago "King" Lapp, de 13 años, se llevó 900 mil dólares en el torneo disputado en Nueva York.


Este fin de semana, la sede del US Open de tenis de Nueva York, el Arthur Ashe Stadium, fue el escenario de de un espectáculo diferente. Millones de fanáticos fueron testigos del primer Mundial de Fortnite, uno de los videojuegos más famosos del mundo entre los jóvenes.

En el torneo individual que se disputó este domingo, el argentino de 13 años Thiago “King” Lapp obtuvo el quinto puesto entre los 100 mejores jugadores del videojuego y se llevó 900 mil dólares.

El Estadio Arthur Ashe, repleto de jóvenes. (Foto: Johannes EISELE / AFP)

El gran campeón de la competencia fue el estadounidense Kyle ‘Bugha‘ Giersdorf, de tan solo 16 años, que se llevó 3 millones de dólares.

Por otro lado, en la categoría de dúo, el noruego Emil Bergquist Pedersen, apodado Nyhrox, y su compañero austriaco Thomas Arnould, conocido como Aqua, fueron los primeros campeones del mundo del videojuego, una victoria con la que ganaron tres millones de dólares.

(Foto:EFE/EPA/JASON SZENES)

En una partida de Fornite, el jugador dirige a un personaje en una isla en la que afronta a los demás. El ganador es el último superviviente. A medida que avanza la partida, el perímetro de juego se va reduciendo para acelerar el desenlace. Cada jugador pueden encontrar en la isla armas y material de construcción que le permite levantar estructuras para protegerse ante los ataques de los otros competidores.

La previa del final de la competencia estuvo a cargo del excéntrico DJ Marshmello, quien alcanzó una notoria popular en la comunidad por haber realizado un concierto dentro del propio juego, el cual llegó a reunir a más de 10 millones de personas en la región de Parque Placentero, una de las locaciones del mapa.

DJ Marshmello, con su característica máscara. (Foto:EFE/EPA/JASON SZENES)





Comentarios