Las imágenes de la celebración se difundieron en las redes sociales y causaron un gran repudio.


Insólito, pero real. Los jugadores del Club Esportiu Llançà se encontraban eufóricos por lograr su ascenso de la tercera categoría de la liga de Cataluña a la segunda. En el vestuario, entre los gritos y los saltos, quien apareció para intensificar la algarabía fue una desnudista vestida de Gatúbela.

La misma comenzó a pasearse por el reducido espacio, rodeada de todos los futbolistas que allí se encontraban. Por cada prenda que esta se despojaba, mayor era la exitación de los deportistas. Todo ello fue filmado por un medio de prensa local, llamado Diari Girona, quien se encargó de difundirlo.

El material tuvo gran repercusión, casi tan inmensa como la desaprobación que causó. Por ello, tuvieron que salir a pedir disculpas desde la institución: ”Desde el CE Llançà querríamos pedir disculpas si en algún momento alguien se sintió ofendido por los hechos que ocurrieron en los vestuarios una vez finalizado el partido del primer equipo”.

Sin embargo, el secretario deportivo del club, Francesc Romero, se hizo responsable de lo sucedido y se disculpó con el alcalde de la ciudad. Aún así, el concejo municipal anunció una sesión extraordinaria para hablar sobre lo ocurrido, según precisó Radio Mitre.




Comentarios