El presidente Mauricio Macri afirmó que su gestión terminó "con décadas de frustraciones y pusimos a las exportaciones en el centro de la estrategia productiva", al hablar en la apertura del Foro Argentina Exporta, en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la ciudad de Buenos Aires.

"Hay que animarse a exportar", les dijo Macri a los participantes del foro. "Durante muchos años nuestro país le dio la espalda al mundo y perdimos mercados", Y responsabilizó a "el cepo cambiario, las trabas burocráticas, las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación, el dólar paralelo, las mafias y los sobreprecios". Pero "ahora estamos acá para ayudar a crecer a las pymes", añadió.

"Nunca la Argentina tuvo tanto impulso exportador como ahora", remarcó el mandatario ante los asistentes al encuentro.

También destacó que su gestión desarticuló la "mafia de la Aduana", "simplificó trámites" y "apostó a la transparencia", ya que "la burocracia enmascara sinsentidos, confunde y facilita la presencia de la corrupción".

"Argentina es mucho más que alimentos; también somos industria, y el mundo lo quiere porque lo mejor que tenemos es nuestra capacidad y nuestro talento", dijo y, por último, invitó a los empresarios "a hacer de la exportación una parte esencial de su negocio", al tiempo que valoró el "mercado interno" y pidió "terminar con la inflación y desarrollar el financiamiento".

Además destacó que durante su mandato se abrieron 170 nuevos mercados. "Entre 2016 y 2018 muchas empresas que nunca exportaron lo empezaron a hacer y otras volvieron a hacer después de muchos años. Demostramos además que la Argentina es mucho más que alimentos: también somos industria, conocimiento, creatividad. Todo eso es exportable, todo eso lo podemos vender al mundo y el mundo lo quiere", planteó.