Le apuntó a los jueces Lorenzetti, Rosatti y Highton. Y afirmó que atrás de la operación están Alberto Fernández y Guillermo Seitas.  


La diputada nacional por Cambiemos, Elisa Carrió, denunció hoy un “pacto de impunidad” entre el PJ, el kirchnerismo y las corporaciones empresarias que están vinculadas a la denominada causa de los cuadernos, dado que sus directivos “no quieren ir presos”.

Así se refirió Carrió al pedido de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al Tribunal Oral Federal Número 2 para revisar la causa “Vialidad” una semana antes del inicio del juicio contra Cristina Fernández de Kirchner y ex funcionarios kirchneristas.

Para la diputada, hay una “operación mucho más grande” detrás de esta acción de la Corte que demorará el inicio del juicio. Según ella, están implicados dirigentes de la oposición y de Cambiemos, jueces de la Corte y reconocidos empresarios.

Cristina Fernández de Kirchner llegando a Comodoro Py.

Según señaló, el operador detrás de la estrategia se llama Guillermo Seitas, “que está trabajando con parte del peronismo federal, con el kirchnerismo y que trabaja con alguien de Cambiemos”.

“Es un personaje de siniestro que anda por todos lados y que maneja Silvio Robles, que es el consejero de Horacio Rosatti”, sostuvo la cofundadora de Cambiemos en declaraciones al canal TN.

Según dijo, Seitas “opera” en línea con Rosatti y con otro juez del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, en línea directa con Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete del kirchnerismo y actual armador político de Cristina Fernández de Kirchner.

“Fernández tenía una enorme influencia sobre Elena Highton de Nolasco, quien fue nombrada durante el kirchnerismo y mantuvo una relación personal permanente con Fernández. El acuerdo se hizo entonces con Lorenzetti y (Carlos) Zannini”, disparó Carrió.

Aseguró que el objetivo principal es “la impunidad de Cristina Kirchner”. Argumentó que la Corte hizo lugar al pedido de las defensas para revisar el expediente “no para paralizar el juicio sino para absolver a Cristina Kirchner” a través de la nulidad de la causa.

El recurso en queja, dijo Carrió, puede ser presentado contra sentencia definitiva y las nulidades se pueden plantear mientras se desarrolla el juicio. “Por ello, están violando la ley de organización de la justicia. Por qué lo hacen, porque hay un pacto”, agregó.

“Todo lo que se busca es que caigan las causas Vialidad y de los cuadernos. Lo querían sacar al fiscal Carlos Stornelli. Los empresarios quieren un juicio abreviado y multas, no quieren ir presos. Para eso le garantizarían la impunidad a Cristina y no habría devolución del dinero”, enfatizó.

Al hablar a cámara, la diputada añadió: “Lo que quiero que la sociedad entienda es que esto va para la impunidad de todos. Y que si ellos asumen el poder, somos Venezuela. Van por la venganza: yo no tengo problemas, porque me dijeron que puedo llevar cremas a la cárcel, que puedo tener el camisón y la biblia”.

La legisladora anunció que si el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, la cita a indagatoria en el marco de la causa por escuchas ilegales y espionaje hará “lo que no hizo nadie: renunciar a la banca (y con ello a los fueros)” para que el juez la espose y la lleve presa a una cárcel común.

Con este “pacto de impunidad”, afirmó, buscan que caigan las principales causas por corrupción para que salgan de la cárcel todos los exfuncionarios kirchneristas que están detenidos e investigados.






Comentarios