La madre de las víctimas manifestó "El objetivo de esta intervención es que se conozca donde se ubica su fábrica y que sigue trabajando con uniformes para niños".


En horas del mediodía en la ciudad de Alta Gracia, vecinas y vecinos autoconvocados marcharon, por las calles céntricas de localidad, en contra de Ángel Ingratta, empresario textil imputado por “Abuso sexual calificado, exhibiciones obscenas y corrupción de menores”, por actuar en contra de sus sobrinas, quienes en ese momento tenía 6 y 8 años de edad.

En la intervención, según publico el sitio web Mi Valle, la madre de las víctimas, resaltó “Todo ésto se realizó porque el hombre apeló la cantidad de años, a pesar que confesó y le dieron los años que quiso su abogado. Es increíble que tenga el derecho a apelar y sigue caminando en nuestras calles. Está imputado por abuso y sigue trabajando con niños”.

Y luego, explicó el porqué de la intervención “El objetivo de esta intervención es que se conozca donde se ubica su fábrica y que sigue trabajando con uniformes para niños“.

Distintos vídeos de la marcha comenzaron a circular en las redes sociales, en los que muchos altagracienses se mostraron a favor del objetivo y repudiaron la libertad del empresario y el accionar de la Justicia.

El aberrante hecho trascendió en marzo del 2015, luego de que la progenitora realizara la denunciara a Ángel Ingratta por abuso sexual. La madre se enteró de la situación a través de una carta redactada por una de sus hijas, ya con 17 años de edad. En el escrito detallaba todo lo que vivió junto a su hermana en el tiempo que quedaron al cuidado de su tío, cuando sus padres realizaron un viaje a España.




Comentarios