Se trata de una persona conocida en el ambiente del narcotráfico de la zona. 


Luego de darse a conocer el pedido del fiscal Hernán Trejo en el juicio por Atahualpa Martínez Vinaya, se dio a conocer que el funcionario pidió una prisión de 17 años para dos de los acusados: Felipe Carrasco y Carlos Morales Toledo, mientras que la tercer persona involucrada, Belén Barrientos, el profesional pidió absolverla del caso. 

Sin embargo, a pensar de que parecía que el juicio iba terminando y la causa se iba cerrando, una nueva sospecha por parte del fiscal y de los familiares, dieron qué pensar. Se trata de Leandro Mildenberger, un hombre relacionado al narcotráfico, a quien sindicaron como presunto autor del homicidio y pidieron que se inicie una investigación en esa línea. 

Según informó VDM, Mildenberger fue mencionado por varios testigos y señalado por los propios imputados. El testimonio del comisario inspector Alfredo Sosa fue contundente en ese sentido. Y su declaración fue citada en los alegatos de todas las partes, excepto de la Fiscalía.

En tanto a esto, la abogada planteó que la fiscal Zagari no quiso seguir la hipótesis planteada por Sosa -quien estuvo a cargo de la investigación policial desde el 17 de junio y fue comisionado para dedicarse de manera exclusiva- y remarcó que esa línea “quedó clara”, “se puede encontrar en el expediente” y “es suficiente para encontrar la posible participación de Mildneberger”.

Con respecto al rol de encubrimiento de Carrasco y de Morales Toledo, los abogados querellantes entendieron que hay más elementos para señalar a Carrasco, como el secuestro de la campera con manchas de sangre del joven asesinado.

Finalmente, como en el primer juicio, pidieron que se anule el allanamiento en el que se secuestró la campera de la casa de Carrasco por “irregularidades” en el procedimiento. En este marco, el tribunal que preside el juez Carlos Mussi dará a conocer la sentencia el próximo 24 de abril a las 12.30 hs. 






Comentarios