Con 21 años, la colombiana Valentina Acosta Giraldo no solo ha demostrado ser una gran atleta en tiro y arco, sino que llevó todas las miradas por su elegancia y estilo durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

//Mirá también: Agustina Albertario, la “leona” estalla Instagram con sus posteos

La deportista fue eliminada tras su perder contra la británica Sara Bettles. Pese a ello, fue una gran presentación de Valentina en sus primeras Olimpiadas.

Ella es Valentina Acosta.(Foto: Instagram/vofvadi)

“Gracias a todos por el apoyo y las buenas energías ✨ Incluso si gano o pierdo, todos ustedes están allí enviando los mejores deseos y lindas palabras. 🥺 Ahora sobre la competencia... Bueno, esperaba más de mí, al igual que ustedes. El viento no era las mejores circunstancias y no estaba en mi mejor forma tampoco. Pero lo único que puedo decir es que disparé las flechas con todo mi corazón, dando lo mejor de mí y poniendo toda mi energía en el campo”, escribió en su cuenta de Instagram.

Y reflexionó: “Estar ahí no es fácil, eso significa mucho esfuerzo y mucho trabajo. Estar en los Olímpicos no es algo que regalen en una piñata, es un regalo de vida, que es la recompensa de todo el sacrificio que haces. Esta es una experiencia increíble, incluso si no logré ganar, una gran lección para mí y una oportunidad para hacerlo mejor”.

Valentina generó polémica por sus tatuajes. Intagram

La joven ya había sido medalla de Plata en los Juegos Panamericanos de Lima en 2019.

Una muestra de su gran popularidad son sus redes sociales. Solo en Instagram alcanza casi 2 millones de seguidores.

Valentina Acosta, la arquera colombiana que conquistó durante los Juegos Olímpicos de Tokio(/@ vofvadi) | Intagram

Valentina Acosta y la polémica por sus tatuajes

La deportista no solo ha llamado la atención por su gran futuro en este tipo de competencias, también lo hicieron sus tatuajes.

//Mirá también: Delfina Pignatiello revoluciona Instagram con sus últimos posteos

Valentina Acosta, una estrella de las redes. Intagram

La joven manifestó que el comité le había pedido que escondiera sus tatuajes, una prohibición que hizo pública a través de las redes sociales.

Sin embargo, tras hacerse viral este tema, desde la organización le aseguraron que ya no era necesario que lo hiciera.