Un hombre denunció en el programa "Caso Cerrado" que vivió un terrible momento cuando utilizaron este método como "terapia".


Alexander se presentó en el programa “Caso Cerrado” ante la doctora Polo para denunciar a Natasha, su amiga. El hombre explicó visiblemente conmovido que siempre creyó en ella y aceptó el tratamiento que le iba a aplicar. Pero un momento después, señaló que esto le provocó un terrible daño y hasta temió por su vida, por lo que pedía 20 mil dólares por daños y perjuicios. 

Caso cerrado: sufría de depresión, lo enterraron vivo como terapia y casi muere (Web)

El denunciante contó que luego de 20 años de matrimonio se separó porque su pareja le fue infiel. Eso pasó hace tres años y por este motivo cayó en una terrible depresión, sumado a que no podía ver tampoco a su hijo

Caso cerrado: sufría de depresión, lo enterraron vivo como terapia y casi muere (Web)

Por este motivo decidió recurrir a Natasha, que no sólo era su amiga sino también psicóloga, por lo tanto confió en ella y pensó que conseguiría con un tratamiento alguna mejoría. Un dia, lo interceptaron Natasha y su terapeuta y sólo recuerda que se desmayó. Cuando pudo recuperarse se vio dentro de un ataúd, lo que le provocó una gran desesperación. Trataba de salir y no podía y tuvo que permanecer en esa situación aproximadamente ocho horas. Pensó que iba a morir. 

Caso cerrado: sufría de depresión, lo enterraron vivo como terapia y casi muere (Web)

“Me abren el cajón y estaba mi amiga que me explicó que era una supuesta terapia para ayudarme. Y lo que hizo es que me arruinó mi vida porque después de ocho horas que me enterró vivo me dio claustrofobia”, explicó Alexander quien también contó que perdió varios trabajos porque ya no puede estar dentro de una oficina cerrada ni viajar en automóvil. 

Ha consumido menos drogas”, sostuvo como descargo Natasha y defendió el método que utilizó con su amigo. Aclaró que la terapia la aprendió en Rusia y se llama “grave terapia”. Como conclusión, la joven presentó un audio en el que el hombre le pedía que lo ayude de cualquier manera por lo que tomó la decisión de realizarle este tratamiento.

En ese momento y después de escuchar las dos posiciones, la doctora Polo decidió entrar ella misma a un ataúd que fue llevado al piso de Caso Cerrado. Pasó allí unos minutos para tener la experiencia de lo que es parte de este tratamiento. “Me mareé”, indicó la abogada quien se tomó un tiempo para recuperarse. Y concluyó que es una práctica ilegal.

La decisión final correspondiente al caso fue dada como veredicto por la abogada: le concedió la demanda a Alexander e indicó a Natasha que la próxima vez tiene que explicar claramente el tratamiento que realizará para no tomar por sorpresa a su paciente. 




Comentarios