Este domingo arranca oficialmente la primera edición de los Juegos Nacionales de la Araucanía. La provincia de Tierra del Fuego, con sede en Ushuaia, albergará al Vóley masculino y femenino. Ambos seleccionados ya se encuentran puliendo los últimos detalles.

Los seleccionados de Tierra del Fuego ya piensan en los Juegos de la Araucanía.

El clima de los Juegos de la Araucanía ya se siente. En la semana se llevó a cabo en Río Grande y Ushuaia la presentación de los distintos seleccionados fueguinos que se repartirán por toda la Patagonia buscando dejar a la provincia en lo más alto.

Estos juegos estarán repartidos por toda la Patagonia siendo Ushuaia la sede del vóley femenino y masculino desde el 31 de octubre hasta el 4 de noviembre.

En ese marco, Víctor Flores, entrenador de la Selección de Vóley femenina, dialogó con La Vuelta Olímpica y dejó sus sensaciones en la previa de un nuevo certamen: “Es una alegría indescriptible no solo por el deporte, sino por el paso adelante que la sociedad después de tantos decesos por la pandemia. Es una alegría volver a la pseudo-normalidad”.

Además, Luchi Flores también mostró su felicidad de la vuelta al publico en las canchas: “Espero que la gente de Ushuaia vayan a disfrutar de las chicas, a alentarlas. A llevarlas un poquito más allá con su aliento con sus ganas, con sus vibras, para que sea un lindo juego de las protagonistas que son las jugadoras”.

Además del seleccionado fueguino de vóley femenino, el seleccionado masculino también hará su presentación.

Su entrenador, Nicolás Ybars, también se expresó al respecto: “El equipo está con un entusiasmo bárbaro. Hace tiempo que no competimos. Hay una necesidad de los chicos de canalizar esa energía. El grupo llegó bien. Estamos unidos. El grupo humano sobresale hoy. Vamos a estar mejor que otros años. Esperemos estar a la altura de la competencia. Con la incertidumbre de no conocer el resto, pero vamos a dar pelea”.

Este domingo desde las 9 de la mañana en el Centro Polivalente de Arte hará su presentación el Vóley Femenino. Luego, desde las 11, lo hará el masculino.