El director de Camuzzi consideró que ya están en condiciones de cubrir toda la demanda de Tierra del Fuego, por lo cual la provincia puede ser también exportadora de gas


El director corporativo de Camuzzi, Jaime Barba, garantizó que la empresa ya no tiene restricciones para el abastecimiento. “A cualquier cliente que se acerca a nuestras oficinas estamos en condiciones de darle servicio”.

Barba marcó un cambio en la política de la empresa desde que se hizo cargo el nuevo grupo accionario, y el acercamiento al gobierno, con el que se trabaja en forma conjunta.

La empresa tiene injerencia sobre “el 45% del territorio nacional” y la inversión en todo el país alcanza los siete mil millones de pesos. En Tierra del Fuego, el plan específico implica 527 millone y, si bien era un plan quinquenal, transcurriendo el segundo año se llegó a la ejecución del 90%, por lo que va a estar terminado este año, sostuvo.

Para los próximos años vendrán tareas de ampliaciones de red en las ciudades de Río Grande, Ushuaia y Tolhuin. Eso nos va a permitir abastecer la demanda en su verdadera dimensión”, adelantó.

Ratificó que “si el usuario tiene sus instalaciones en condiciones, le damos inmediatamente el servicio público. Ya tenemos las condiciones y la factibilidad para abastecer los nuevos suministros, y además la provincia ha puesto en marcha un plan de ayuda a los que no están en condiciones de adecuar sus instalaciones internas”, dijo, dado que el gobierno está dando subsidios para que las familias puedan hacer la conexión domiciliaria cuando ya tienen la red.

Consultado sobre los más de 700 millones del presupuesto provincial que se destinan a subsidiar gas envasado, anunció el fin de esta modalidad. “Con estas obras se debe descongestionar la demanda y la gente debería tener la facilidad de pasar de la garrafa al gas natural. Es un modo de elevar la calidad de vida de los fueguinos.




Comentarios