La Armada Argentina confirmó que el rompehielos ARA Almirante Irizar comenzó este martes con su período de prueba de cara a la Campaña Antártica de Verano 2020/2021 (CAV). La que comenzará los primeros días de diciembre bajo estrictos protocolos sanitarios ante la situación de emergencia sanitaria que atraviesa el país por pandemia de Coronavirus.

La próxima edición tendrá como tarea principal el relevo de dotaciones y el abastecimiento de las seis bases fijas con las que cuenta el país en el continente blanco (Marambio, Esperanza, Orcadas, Belgrano II, San Martín y Carlini).

Cabe recordar que a la actualidad la Antártida es el único sitio del mundo en el que el Covid-19 no pudo penetrar, ante esta situación el Comando Operacional dispuesto para la CAV tiene un gran desafío por delante.

La gran novedad para esta campaña es la inclusión de una fase preliminar. En esta etapa el objetivo principal es cumplir un estricto protocolo sanitario que consiste en el aislamiento preventivo durante 14 días a cada dotación que está por viajar. A cada uno de sus integrantes, el primer día se le hace un test de PCR y durante esas dos semanas se les efectúan controles médicos, los que concluyen el día 14 con otro test de PCR negativo tendrán permitido iniciar su viaje a la Antártida.

Luego, la CAV seguirá con el desarrollo planificado como el de todos los años pero con algunas restricciones, que se dividirá en tres fases: la primera que empieza en el mes de diciembre, con el relevo y abastecimiento de la Base Marambio, luego por condiciones glaciologicas, en el mes de enero se procede a hacer el relevo de la Base Belgrano II, y a continuación en la tercera fase se completa el abastecimiento en torno a la Base San Martín.