Los trabajadores aceptaron un 14% de reducción salarial hasta que dure el aislamiento social. Aún no se conoce que pasará con los empleados de gastronomía y hotelería.


Los empresarios turísticos de Tierra del Fuego y los gremios del sector acordaron -este miércoles- una reducción salarial, el mantenimiento de los puestos laborales y la continuidad de las compañías durante la crisis originada por el coronavirus, informaron fuentes oficiales en Ushuaia.

El convenio suscripto entre la Cámara de Turismo de la capital fueguina y los sindicatos relacionados con la actividad incluye una reducción del 14% en los salarios de los empleados mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional.

A su vez, deja abierta la posibilidad de reducciones horarias desde cuando cese la cuarentena y hasta tanto se reactive por completo el mercado turístico.

“El turismo es una de las actividades que va a salir más golpeada de la cuarentena y una de las que más va a tardar en recuperarse”, dijo ante la prensa local Ángel Brisighelli, presidente de la Cámara de Turismo de Ushuaia.

El empresario señaló que “la Organización Mundial del Turismo (OMT), trazó un escenario optimista de nueve meses y otro pesimista de 15 meses, con lo que hablamos de finales de 2020 o julio de 2021″, El contexto de la actividad “se agravó”, afirmo Brisighelli, a partir de la decisión de la Administración Nacional de Aviación Civil de no permitir vuelos comerciales de cabotaje hasta el 1 de septiembre, como otra de las formas de protección contra el contagio de Covid-19.

De todas maneras, reconoció que con la asistencia económica dispuesta para el sector por el Gobierno nacional, incluida la posibilidad de diferir el pago de aportes previsionales, se pudo llegar a un acuerdo sin despidos ni empresas quebradas.

También mencionó que una vez transcurrido el aislamiento social, comenzará “otra etapa” hasta llegar a la reactivación plena, en que “será necesario reducir algunas jornadas laborales en función de la demanda de trabajo que tengamos, pero es la mejor forma que encontramos para poder seguir”.

El secretario general del Centro de Empleados de Comercio de Ushuaia, Pablo García, sostuvo que el acuerdo busca generar “confianza, tranquilidad y previsibilidad en un marco de gran nivel de incertidumbre generado por la pandemia”.

“Lo importante es que hubo un espíritu común para entender una situación crítica. Los trabajadores harán su esfuerzo y las cámaras también, porque comprenden que los puestos laborales se deben sostener”, indicó García a la prensa.

Este convenio lleva tranquilidad a uno de los pilares de la economía en Ushuaia, pero resta un acuerdo similar entre empresarios y sindicatos de la hotelería y la gastronomía, que negocian de manera separada y representan un sector amplio del turismo fueguino.




Comentarios