El gobernador, Osvaldo Jaldo, decretó el asueto administrativo y escolar para el martes 2 de noviembre por conmemorarse el Día de los Fieles Difuntos.

La decisión fue publicada hoy en el Boletín Oficial y considera “que es propósito del Gobierno de la Provincia mantener viva esta fecha del calendario cristiano” que “es observada con gran respeto y fervor religioso”.

El decreto alcanza a la totalidad del personal de la Administración Pública Provincial Centralizada, Descentralizada y Organismos Autárquicos, y Establecimientos Educacionales dependientes del Ministerio de Educación, con el objetivo “de facilitar la concurrencia” a las distintas necrópolis.

Con respecto a los hospitales y servicios de atención a menores, se dispondrá la implementación de guardias que permitan el cumplimiento de las respectivas tareas.