Un aberrante hecho de abuso sexual tuvo como resultado tres aprehendidos en la ciudad de Lules. Las víctimas son dos hermanitas de cinco y siete años: entre los acusados está la propia madre de las víctimas, sospechada de encubrimiento y participación en el hecho.

Además de la mujer, son dos hombres de 40 y 50 años, quienes quedaron implicados luego de que las víctimas revelaran la terrible situación que vivían a una mujer de confianza. 

“La denuncia fue realizada por una mujer que dice conocer a la madre y a las pequeñas porque durante un tiempo les alquiló una de sus habitaciones para poder ayudarlas, ya que se encontraban en situación de calle. En ese transcurso, comenzó a advertir que las pequeñas eran maltratadas y fue entonces que empezaron las discusiones entre ambas, hasta que al tiempo, la mujer y las niñas abandonaron el lugar”, expresó el comisario principal José Eduardo Díaz, a cargo de la investigación del caso.

Tras la denuncia, la policía inició una investigación que terminaría por localizar a la mujer con las pequeñas mientras vivían en otro lugar. “Los dueños de esa vivienda son los principales implicados en el caso”, precisó Díaz. La denunciante explicó a la Policía, que se enteró de la situación tras encontrar a la madre y las pequeñas, deambulando por la calle y las invitó a comer a su casa. “Fue en ese momento que las niñas le confesaron a la mujer lo que vivían. La madre, por otro lado, minimizó el relato de las pequeñas y por eso la mujer radicó la denuncia y se inició la investigación correspondiente”, comentó Díaz.

Tras las indagaciones de rigor, los sospechosos quedaron a disposición de la Unidad Fiscal de Atentados Contra la Integridad Sexual I°. Luego de diversas medidas judiciales las víctimas quedaron al resguardo de la Defensoría Oficial de Protección de la Niñez de Turno.