La inseguridad en Tucumán se encuentra a la orden del día, así quedo registrado en las cámaras de seguridad de un kiosco ubicado en la capital de la provincia, Avenida Alem al 1400 cuando el domingo a plena luz del día, cerca de las 12, un delincuente ingresó al local con un arma de fuego y amedrentó a una clienta que se encontraba allí y a su dueño. El malviviente al notar las cámaras se colocó la capucha del buzo que llevaba para intentar no ser identificado.

De acuerdo a lo que relataron las víctimas, el delincuente actuó junto a otro hombre que lo esperaba en una motocicleta.

"Me agarro de repente, estaba tendiendo una clienta. Me apuntaba todo el tiempo a la cabeza y al pecho. Uno tiende a darle las cosas porque para mí lo más importante es la vida", relata a Todo Noticias, Franco, el dueño del kiosco.

De acuerdo a la información expresada por los vecinos de la zona, ambos delincuentes ya realizaron robos anteriores en negocios cercanos. “El mismo día que me asaltan a mí la asaltan a la señora de la huevería a tres cuadras, el mismo. Tenemos tres denuncias hechas, imágenes, fotos, como le dicen, donde viven”, añadió.

Con relación al accionar de la policía ante estos hechos de inseguridad, el joven víctima del robo, afirma que "en la comisaria me dijeron que vaya a hacer la denuncia de 9 a 13". "Lo que queremos es que actúen - la policía - sobre este caso, ya asalto tres veces, tiene tres denuncias", concluyó.