La víctima fue atacada por dos delincuentes que se acercaron al vehículo caminando y rompieron el vidrio de la puerta trasera.


Una mujer de 52 años fue asesinada de un disparo en la cabeza cuando se encontraba dentro de una camioneta en la ciudad de San Miguel de Tucumán y fue asaltada por al menos dos delincuentes que le robaron un bolso, en el que aparentemente llevaba una importante suma de dinero.

El hecho que trascendió ocurrió el sábado pasado cerca de las 21 en la esquina de Avenida Alem y Crisóstomo Álvarez, de la Capital, donde el hijo de la víctima, que viajaba con ella en su camioneta, estacionó para descender y hacer una compra en un comercio ubicado en el lugar.

Según indicaron, cuando el joven se regresaba al rodado dos delincuentes se acercaron al vehículo caminando y rompieron el vidrio de la puerta trasera del lado del acompañante, donde presuntamente se encontraba el bolso de su madre en el que había guardada una gran cantidad de dinero.

En ese momento, registrado por una cámara de seguridad de la cuadra, se produjo un forcejeo entre los delincuentes y la mujer, en el marco del cual uno de los ladrones extrajo un arma de fuego y le efectuó un disparo en la cabeza. Tal como se observa en el video, tras el episodio los dos asaltantes huyeron corriendo del lugar.

Lucy, una vecina que estaba comprando en el mencionado almacén con su marido cuando se produjo el hecho, señaló que cuando estaban por salir del local sintió “un ruido, como una explosión” y que una vez en la vereda vio “las corridas, y que el que llevaba el bolso se cayó varias veces” durante la huida.

Por otra parte, la mujer aseguró que “no hay policías” en la zona y que recibió comentarios de otros vecinos que sugirieron la posibilidad de que los delincuentes hubieran estado siguiendo a la víctima y a su hijo, a sabiendas de que transportaban dinero.

“Espero que se resuelva y que haya justicia, acá lo que menos está es la Justicia, la verdad que estamos viviendo momentos tremendos”, agregó. Interviene el fiscal de Homicidios 2, Carlos Sale, quien ordenó al personal de Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) el levantamiento de rastros en el lugar, y dispuso las diligencias de rigor para intentar establecer la identidad de los asaltantes para dar con su paradero.




Comentarios