El juez fue denunciado en distintas oportunidades por no brindar protección y atención sanitaria a presos que cumplían sus condenas.


La Corte Suprema de Justicia de Tucumán solicitó que se inicie un proceso de juicio político a un Juez de Ejecución de la Capital, luego de ser denunciado por no haber dispuesto medidas de protección para tres presos, uno de los cuales fue asesinado en un penal.

De esta forma, este miércoles indicaron que el máximo tribunal, a través de una acordada, resolvió solicitar el juicio político al Juez de Ejecución I, de San Miguel de Tucumán, Roberto Guyot, quien fue suspendido de su cargo hasta que se resuelva su situación.

Por su parte, Guyot comenzó a ser investigado luego de ser denunciado en distintas oportunidades, por no brindar protección y atención sanitaria a presos que cumplían sus condenas en la cárcel de Villa Urquiza.

Según informaron fuentes judiciales, uno de los casos evaluados por la Corte fue el del preso Fernando Medina, quien fue asesinado en 2017 por otro preso de ese penal, tres meses después de haber denunciado la venta de estupefacientes en el interior de la unidad.

El otro hecho por el que se pide investigar la actuación del juez, es el del preso Gonzalo Giri, quien denunció en mayo de 2019 que unos 15 guardicárceles lo golpearon junto a su compañero de celda y le causaron graves lesiones en un ojo por negarse a vender drogas dentro del penal.

De acuerdo con el resultado del estudio del forense, realizados en ese momento, el preso presentaba hematomas en diferentes partes del cuerpo. Guyot había recibido una sanción por parte de la Corte el año pasado, ante reiteradas ausencias y pedidos de licencia, y por haber contratado a un preso para que le lavara el auto.




Comentarios