Quienes retornan deben aislarse de cinco a seis días en hoteles o dispositivos (albergues) y, después del hisopado podrán seguir su cuarentena obligatoria en sus casas.


Tras la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio para poder abrir el comercio y movilizar la economía de Tucumán, los controles en las fronteras provinciales se fortalecieron con el objetivo de evitar que se dispare un aumento de casos de Covid-19.

De esta forma, el secretario ejecutivo del Siprosa, Luis Medina Ruíz, explicó en diálogo con LV12 que “continuamente están llegando personas a la provincia”. Asimismo, indicó que aquellos “que vengan de Capital Federal, provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco o Córdoba serán consideradas de la misma manera que si viniesen desde el exterior”.

Asimismo, Medina Ruíz precisó que quienes deben aislarse “permanecerán de cinco a seis días en hoteles o dispositivos (albergues) y, después del hisopado y según las indicaciones del Ministerio de Salud Pública, podrán seguir su cuarentena obligatoria en sus casas o en el lugar donde ellos consideren”.

En la actualidad, permanecen en aislamiento unas 300 personas que llegaron desde el extranjero y de provincias con alta circulación viral a Tucumán, precisó Medina Ruíz. “Pero están llegando en forma continua contingentes, algunos en autos o camionetas desde Buenos Aires”, agregó.

Esta semana, se espera la llegada de cinco colectivos: dos de Río Negro con trabajadores transitorios; dos de Buenos Aires y uno de Villa Gesell. Respecto a los viajeros que regresen de puntos donde hay pocos o ningún caso de coronavirus, como Catamarca, La Rioja, Salta, Jujuy e incluso Santiago del Estero, estudiarán sus ingresos, pero “no son de preocupación”, indicó Medina Ruíz.




Comentarios