Fue hallado atado de pies y manos y amordazado con una camisa. La vivienda donde se produjo el hecho se encuentra en una zona rural e inhóspita.


Alertados por personal policial, funcionarios de la Fiscalía de Feria a cargo de la doctora Adriana Reinoso Cuello y el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) se trasladaron, poco antes de la medianoche del domingo, hasta un domicilio ubicado en la localidad de Tala Pozo, en el departamento de Burruyacú, donde encontraron sin vida a un vecino del lugar.

La víctima, fue hallado con manos y pies atados, hacia la espalda, y amordazado con una camisa. Se llamaba Daniel Florentino Gómez, tenía 76 años, y vivía sólo en la vivienda, en la que también tenía una pequeña despensa.

Donde aconteció el hecho, es una zona rural por excelencia, bastante inhóspita, con caminos de tierra y con vecinos muy distantes. En el caso particular de la víctima, el más cercano se encuentra a 60 metros, lo que hace complejo el trabajo de los investigadores para tratar de recabar testimonios y pistas.

Se trasladaron al lugar para trabajar sobre el hecho, además del prosecretario Marcelo Sallas, que coordinó las acciones, los efectivos policiales de la División Criminalística y de la comisaría de Burruyacu y el equipo completo del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del Ministerio Público Fiscal, que incluyó las Oficinas de Documentación, Química Legal, Criminalística.

El cuerpo de Gómez, los motivos del ataque que le causó la muerte están en plena etapa investigativa, fue encontrado circunstancialmente por un vecino que llegó a la casa de la víctima.




Comentarios