La policía de Adolfo Gonzales Chaves procedió a demorar a dos personas por averiguación de paradero y a la aprehensión de un joven por amenazar al personal policial, en el marco de distintos operativos de control vehicular y circulación diagramados bajo la supervisión de la Superintendencia Interior Sur.

En el operativo también fueron secuestrados varios vehículos por diferentes infracciones.

Desde la Comisaría de la localidad informaron que cerca de las 21 horas del viernes, tras un control se identificó a dos personas foráneas en la localidad que al consultar el sistema informático de capturas, poseían pedido de averiguación de paradero requerido por el Juzgado de Familia de Tandil y el Juzgado Correcional de esa localidad.

Fueron identificados como Nicolás Alberto Amadeo y Ballare Agustín Vicente, quienes fueron demorados hasta cumplimentar los recaudos legales ordenados por la Justicia interviniente.

Demorados en Chaves por averiguación de paradero

Operativos nocturnos con tránsito municipal

En distintos operativos de nocturnidad la policía, junto a inspectores de transito del Municipio infraccionó al conductor de un automóvil RENAUL 12 que carecía de licencia de conducir, quedando el rodado secuestrado a disposición de la Justicia de Faltas Municipal.

Auto secuestrado en operativos de control en Gonzales Chaves

También durante la madrugada se infraccionó al conductor de un automóvil VOLKSWAGEN POLO por negarse a exhibir la documentación, quedando el rodado secuestrado a disposición del Juzgado de Faltas Municipal, mientras que el conductor del rodado quedo aprehendido por el delito de ATENTADO A LA AUTORIDAD tras amenazar a los uniformados para que le restituyan el rodado. Tomo intervención el Dr. Juan Carlos Ustarroz, titular de la Ayudantía Fiscal local.

Controles de alcoholemia

Desde la Jefatura de Policía se informa que se están desarrollando distintos operativos de alcoholemia al azar conjuntamente con personal de Tránsito Municipal como también se han diagramados controles tendientes a infraccionar y clausurar preventivamente a aquellos comercios que expendan bebidas alcohólicas fuera del horario permitido según la ley provincial 11.825.