Se confirmó que se realizó el registro del plano del parque industrial de Tandil, por lo que, tras 20 años, las empresas radicadas en el sector podrán comenzar con los procesos de escrituración de las tierras.

Tras el anuncio a cargo del gobierno de la provincia de Buenos Aires, se podrá hacer la mensura, unificación, cesión de calles, división y anexión que afectaba a 500 partidas de origen y que permitió originar 72 nuevas parcelas en el predio de Tandil.

//Mirá también: Economía en Tandil: trabajan en un proyecto para impulsar la actividad porcina

En 2020, en trabajo conjunto de agrimensores y técnicos, se logró la aprobación del plano del predio ubicado en la intersección de la ruta provincial 30 y la ruta nacional 226, en Tandil. Ahora se confirmó la registración de ese plano, que es el último paso para la actualización catastral de las partidas y la emisión de los certificados indispensables en el proceso de escrituración.

Quien celebró el anuncio fue Rogelio Iparraguirre, presidente del bloque Frente de Todos en Tandil, que resaltó el trabajo del Ministro de Producción, Augusto Costa, y la Subsecretaria de Industria, Pymes y Cooperativas, Mariela Bembi.

Se confirmó la habilitación de la División Aduanera en Tandil.

“Escucharon y tomaron nota del reclamo histórico del consorcio del PIT (Parque Industrial de Tandil) y se comprometieron a agilizar las gestiones para que, en tiempo récord y en medio de las dificultades por todos conocidas, las empresas de nuestra ciudad radicadas en ese predio puedan regularizar y escriturar sus lotes”, resaltó el funcionario.

La novedad es fundamental para regularizar la situación en sus aspectos físicos, jurídicos y económicos, y se emiten a fin de ser presentados en el Registro de la Propiedad para modificar o transmitir derechos reales y que se realizaban hasta el momento a través de los certificados catastrales.

En ese sentido, Iparraguirre destacó las gestiones para incorporar al parque industrial de Tandil al Registro Nacional de Parques Industriales (RENPI). “Era indispensable para recibir asistencias públicas y créditos blandos”, reconoció el funcionario, tras referirse a los aportes no reembolsables de 60 millones para mejoras en infraestructura y así permitir que más empresas radiquen sus inversiones productivas.