Actualmente tener un departamento vacío en Tandil es una incógnita respecto a qué conviene hacer, entre ellas, alquilar, venderlo o esperar y analizar la situación del mercado. Si bien es una pregunta que no se puede responder en abstracto, para todas las opciones, se debe evaluar el propósito y las situaciones particulares del propietario.

//Mirá también: la ciudad estará en Fase 2 hasta el 25 de junio

Con respecto a desprenderse de un inmueble, el contexto actual de depreciación del mercado de compra y venta es un condicionante. Se observan caídas de entre un 15 y un 30% de valor, según las zonas y las características propias del inmueble. Esto hizo que haya una sobre oferta en niveles récord, es decir, muchos quieren vender, pocos quieren comprar, lo que equivale a decir que es un muy mal momento para vender.

Es fundamental reaccionar rápidamente al contexto y vender la propiedad para reinvertir en activos más redituables y con menores gastos de mantenimiento”, confesó Mirta Leguizamón, corredora inmobiliaria de REMAX Sierras, que dio detalles de la situación en la que está el mercado locativo en Tandil.

Otra de las opciones es alquilar el departamento, aunque también es una opción relativamente mala, ya que la renta oscila en un 2% anual respecto del valor del inmueble, y conlleva gastos (como impuesto a las ganancias), y riesgos: daños al inmueble, incumplimientos, etcétera. A la vez, la reciente modificación en la ley de alquileres, que establece un ajuste únicamente anual, hace perder más renta y constituye un riesgo altísimo para el propietario, de cara a un año donde la inflación puede superar el 50% anual.

//Mirá también: El Municipio de Tandil confirmó las restricciones

“El cambio en la ley perjudicó directamente al propietario. Por el momento hay inmuebles en alquiler, aunque el mercado inmobiliario en Tandil fluctúa de manera constante, ya que mucha gente de afuera quiere venir a vivir a Tandil”, contextualizó Sabrina Müller, titular de la inmobiliaria homónima.

Otro de los que se pronunció al respecto fue Enrique Alewarts, secretario del Centro de Martilleros de Tandil, que marcó la diferencia entre venderlo y alquilarlo. “La demanda de alquileres es altísima, y la situación para desprenderse de los inmuebles es compleja, con valores que están en descenso y las operaciones no son muchas”.

A su vez, reconoció que actualmente un inmueble de dos ambientes de 45 metros cuadrados en la ciudad para la renta oscila los $15.000, mientras que un tres ambientes están entre los $22.000 y $25.000.

En movimiento. Los valores de los alquileres se actualizan al ritmo de la demanda y buscarán ajustarse a la devaluación.

Por otra parte, dejarlo vacío tampoco es una buena opción, ya que implica solventar todos los gastos y en una época de “vacas flacas”, tampoco es buena opción. “Todos quieren vender para evitar pagar impuestos altísimos, como se da por ejemplo en lotes vacíos”, advierte Müller.

Como se puede apreciar, en todos los casos habrá que elegir el mal menor, de acuerdo a las circunstancias particulares.