El sábado se conoció un hecho que generó indignación en la sociedad santiagueña: un enfermero fue detenido por robar vacunas contra el coronavirus y montar un vacunatorio clandestino. Por el hecho, también se encuentran detenidos dos enfermeros más y la esposa de Dante Daniel Díaz, autor material del hurto.

Este martes, el Dr. Marcelo Acuña, director de Asuntos Penales de la Fiscalía de Estado, confirmó que la provincia se presentó como querellante en la causa.

“La causa está caratulada como en perjuicio del Estado Provincial. Se ha avanzado mucho y está prácticamente esclarecido el hecho pero aportaremos las pruebas que consideramos necesarias para que se continúe con la investigación. Cabe aclarar que hay una sola causa, que es la que está llevando la fiscal Leguizamón. Las presentaciones, en caso de nuestra parte como querellantes, las hacemos en la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA)”, sostuvo Acuña en una entrevista con Radio Panorama.

En los allanamientos realizados el pasado sábado, se secuestraron 268 dosis de la vacuna Sputnik V, 14 dosis de la Sinopharm, 1 dosis de la vacuna Covishield y otras 510 dosis de diferentes vacunas que no serían contra el coronavirus.