Un chofer de ERSA fue el que brindó declaraciones y explicó que más allá de lo salarial, el reclamo pasa por el mal estado de los colectivos. 


El martes arrancó con muchas complicaciones para los santiagueños, que se vieron sorprendidos por la ausencia de los colectivos de la empresa ERSA en las calles, debido a que los choferes decidieron ir al paro por no percibir el aumento que habían acordado.

Uno de los delegados de los colectiveros fue el que se refirió a la situación que atraviesan y además manifestó que el reclamo pasa por el deficiente estado de las unidades. “El 85% de los colectivos no están en condiciones”, reveló.

“Se pueden ver coches sin luces traseras ni delanteras, con estribos podridos, sin medidas de seguridad, los colectivos se quedan sin frenos y sin dirección. La situación es peligrosa. Además ya no funcionan los colectivos para discapacitados, se los llevaron y no dieron ninguna explicación”, agregó detallando los múltiples problemas que tienen los vehículos.

El chofer entiende el malestar de la gente, pero explicó que no es perjuicio de ellos que hacen el paro. “Lo que hacemos no es contra de los pasajeros, al contrario, nos gustaría que nos apoyen en esta medida de fuerza, porque queremos además mejorar el problema de los usuarios para brindar un mejor servicio. Hemos dado todas las posibilidades para solucionar y lamentablemente hemos tenido que tomar esta medida”, finalizó en diálogo con Diario Panorama.





Comentarios