Desde la Justicia no descartan ninguna hipótesis. La mujer tenía una infección en la zona genital e ingresó con una septicemia al hospital Regional.


La Justicia se encuentra investigando la muerte de una joven de 22 años en el hospital Regional, específicamente el Ministerio Público Fiscal es el que está al frente de las averiguaciones, ya que una de las hipótesis más fuerte que se maneja, es que se habría practicado un aborto y eso devino en una septicemia generalizada que acabó con su vida.

La víctima, identificada como Liliana Herrera y  oriunda de Loreto, ingresó al hospital zonal con una infección en la zona genital y ante la gravedad de la misma, decidieron trasladarla al nosocomio capitalino. “Le hicieron una histerectomía. En el quirófano sufrió varios paros cardiorespiratorios y la pasaron a terapia intensiva, donde murió anoche”, comentó Teresa Santillán, médica de una unidad primaria de atención de Santiago del Estero a La Nación.

La fiscal Lorena Nieva no descarta ninguna de las versiones que se manejan, incluida la del aborto. “Todo es materia de investigación. Personal policial se constituirá al Hospital Regional para secuestrar todos los informes médicos, respecto de la víctima. Se analizarán los reportes de los médicos y sobre esa base se continuarán con las medidas. También se averiguará porqué desde el hospital no se informó de la muerte de la joven”, afirmó.

En tanto que el Ministerio de Salud de la provincia emitió un comunicado aclarando que “no se encuentran registros en la historia clínica de la paciente de datos sobre la existencia de maniobras abortivas expresadas, ni por la paciente ni por los familiares que la acompañaron durante el proceso en el centro de salud”. Además detallan que “se actuó de acuerdo al protocolo para estos casos, con la celeridad y el profesionalismo”.

Si bien el cuerpo fue entregado a la familia, quizás desde la Justicia sea solicitado para realizar una autopsia, informó El Liberal.






Comentarios