Quimsa continúa haciendo historia y luego de un gran partido frente a San Lorenzo en Buenos Aires, logró su pasaje a la final de la Champions League.

El próximo viernes se medirá con Flamengo de Brasil en la gran final en Montevideo, Uruguay.

El entrenador del equipo, Sebastián González destacó los puntos fuertes de su equipo frente a los del Ciclón luego de siete meses de espera para la resolución de la semifinal del certamen internacional.

"Ellos habían manejado el juego, tenido buena efectividad en triples y dominado el rebote ofensivo en el primer tiempo, pero lo cambiamos y en el final, pudo haber sido para cualquiera. La clave fue que confiamos, pudimos salir de los momentos malos y volver al juego", dijo el entrenador.

Con relación al partido del viernes aseguró que, "son 40 minutos, es una final, un solo partido. Tenemos las armas para poder competir y ya vencimos a un gran equipo, así que podemos hacerlo de nuevo. Vamos a dar todo, sin excusas, porque eso es lo que no te deja dar lo que tenés.. El tema físico es importante porque todos se adaptaron a la intensidad que queremos imprimir en cada partido, eso nos llevó a sacarle efectividad a San Lorenzo, con algunas corridas meternos en el juego y llegar a la gran final del viernes"