La fuerte tormenta que pasó por La Pampa este domingo y que afectó con particular gravedad a la ciudad de Santa Rosa, provocó también daños en otras localidades de la provincia, entre ellas, Victorica, ubicada a unos 150 kilómetros al oeste de la capital.

Todo comenzó poco antes de las cinco de la madrugada, cuando una violenta tormenta eléctrica se abatía sobre la localidad y una centella cayó sobre un pino y lo quebró, iniciando un incendio, según relató una fuente policial a La Arena.

En medio del temporal, la centella cayó en pleno casco urbano de Victorica y provocó el incendio de una casa ubicada en la calle 18, entre 11 y 13. En ese momento, el joven Sebastián Elvira, inquilino de un departamento contiguo, escuchó gritos y pensó que su vecino, a quien conoce, estaría en aprietos, tal lo informado por Infohuella.

Una centella quebró un pino e inició el incendio (Infohuella)

El joven Elvira, de 25 años, sabía que su vecino, de 79, es no vidente y no puede caminar, por lo que decidió ingresar a la vivienda advirtiendo que el fuego era importante y había tomado la habitación donde estaba la víctima. A pesar de que estaba todo lleno de humo, tomó la silla de ruedas y logró sacarlo.

“Cuando nosotros, la ambulancia y bomberos, llegamos, el adulto mayor y el chico ya estaban afuera y los ayudamos a retirarse aún más. Pero la realidad es que si este joven no toma la decisión rápidamente y, arriesgando su vida, se mete y lo saca enseguida, hubiera sido un hecho fatal”, detalló la fuente.

“El anciano ya había aspirado bastante humo por lo que fue rápidamente llevado al hospital local donde lograron estabilizarlo y ya está muy bien”, terminó el relato del policía, agregando que “a este chico se le quemaron todos los electrodomésticos y hasta uno se le prendió fuego, pero lo apagó enseguida”.