A partir de este año, el Ministerio de Educación de La Pampa decidió eliminar la figura del abanderado. Lo que se busca con esta medida es quitar el privilegio y la posibilidad de portar la bandera solo a “un grupo reducido de alumnos”.

Marcela Feuerschvenger, subsecretaria de Educación La Pampa, explicó que “todos los estudiantes tienen derecho de estar en la bandera” y agregó: “Nos identifica a todos. El objetivo es que todos los alumnos estén con la bandera, no solo un grupo”.

La subsecretaria también expresó que “la institución puede decidir que a la bandera nacional o de La Pampa, en un acto la lleven unos alumnos y en el siguiente otros distintos”.

Además, opinó que las elecciones de abanderados son “rituales que están muy instalados en las escuelas, que son históricos”.

“En un proceso de evaluación formativa, no podemos decir que el mejor promedio o mejores calificaciones son para portar la bandera, más allá que se tenían en cuenta otros criterios”, dijo la subsecretaria.

También remarcó que las condiciones de aprendizaje durante la pandemia fueron adversas y por ello se cambiaron las prioridades.