El Sindicato Único de Fleteros había denunciado a la empresa por despidos, hostigamiento y persecución gremial.


Los pasados 17 y 20 de julio, el Sindicato Único de Fleteros de la República Argentina delegación La Pampa realizó un paro impidiendo las tareas logísticas en la planta de la empresa postal Ocasa en Santa Rosa, en protesta por tres despidos y denunciando persecución y hostigamiento.

En respuesta a esos cargos, la redacción de Vía Santa Rosa recibió un comunicado de la empresa donde expresa que ante los “supuestos incumplimientos legales de índole laboral en la planta de La Pampa, Ocasa desmiente categóricamente tal circunstancia“.

“En las últimas semanas la empresa ha procedido a rescindir los contratos comerciales de tres transportistas proveedores de servicios de distribución, debido a la detección de irregularidades en el desempeño de sus tareas“, continúa el comunicado.

La protesta del Sindicato durante los días de paro (Vía Santa Rosa)

“Al tratarse de transporte y entrega de material vinculado con la salud, el error detectado podría haber causado riesgos para con el destinatario, que fueron evitados gracias a los controles existentes en la empresa”, agrega.

Las rescisiones aludidas nada tienen que ver entonces con la supuesta pertenencia de los transportistas a un sindicato, cuya existencia desconocíamos y que, según información pública, se encuentra intervenido por el Ministerio de Trabajo de la Nación”, dice la empresa.

Por último, señala que “atento a los bloqueos que los días 17 y 20 de julio del presente efectuaran los supuestos representantes de dicha entidad gremial en la puerta de las instalaciones, impidiendo el cumplimiento adecuado de los servicios brindados por la empresa, declarados esenciales en el marco de la pandemia, se han realizado sendas denuncias en instancias administrativas y judiciales“, concluyó el parte.




Comentarios